Las autoridades sospechan que el tirador anónimo que mató a un delincuente e hirió a otros dos tras un raid delictivo en Quilmes, podría tratarse de un ex miembro de la Fuerza Policial. Un proyectil calibre 9 mm recuperado de la moto de los asaltantes sería la clave para develar el misterio.

El autor de los disparos mató a un delincuente de 24 años e hirió de gravedad a un adolescente de 15 resultó, mientras que una tercera persona logró escapar luego de recibir varios disparos. El jueves 4 de agosto la banda de ladrones ya había robado una moto e intentó robarle la cartera a una señora antes de ser interceptados por el “justiciero” no identificado.

El fiscal Jorge Saizar, a cargo de la investigación, ordenó un rastrillaje en la zona para intentar hallar alguna vaina servida y recoger el relato de posibles testigos que pudieran haber escuchado detonaciones, pero los resultados fueron negativos. Una bala hallada en la moto robada sería la única prueba para dar con el tirador.

Se trata de un proyectil calibre 9 mm que impactó en el tanque de nafta de la moto que tripulaban los asaltantes y que hace sospechar que pudo partir del arma de algún miembro de una fuerza de seguridad, aunque hasta el momento esto no se pudo comprobar. Una fuente cercana al caso aseguró que el misterioso tirador "sabe cómo manipular un arma y a dónde apuntar".

La bala será cotejada para ver si la pistola con la que se efectuó el disparo se encuentra en la base de datos de la Policía, según afirmaron los investigadores. Asimismo, efectivos de la seccional Quilmes 1º y de Prefectura Naval, junto con el fiscal del caso, recorrieron la zona y analizaron las imágenes captadas por cámaras particulares.

El “vengador” anónimo en acción

El encuentro entre los delicuentes y su atacante se produjo el jueves último a las 4.15, cuando la policía fue alertada de un intento de robo a una mujer de 28 años que fue sorprendida en la calle Baranda a 4300, cuando salió de su casa para ir trabajar.

Como se resistió, los ladrones realizaron un disparo intimidatorio al aire y escaparon sin concretar el robo. Minutos más tarde, De inmediato, la policía fue alertada del hallazgo de dos personas heridas de bala y de una moto tirada en el medio de la calle Lugones, entre San Martín y Moreno, a 12 cuadras de donde intentaron sustraer la cartera.


En el lugar, la policía secuestró la moto, una Guerrero 150cc que, luego se estableció había sido robada esa misma madrugada de una vivienda situada en la calle Varela al 1000.

Uno de los delincuentes fue identificado como Agustín Guillet, de 24 años, murió poco después debido a las lesiones de bala que sufrió en la zona abdominal. El otro, un adolescente de 15, permanece internado en terapia intensiva con dos impactos en el abdomen.

El tercero de los delincuentes herido sería "Convulsión" un conocido en la zona, quien estuvo detenido el año pasado por el crimen del estudiante de 17 años Lucas Cancino, quien fue apuñalado en el pecho, cuando se dirigía a la escuela en su bicicleta en la localidad bonaerense de Ezpeleta. "Convulsión" fue sobreseído.

 

Ver comentarios