DETENIDO. Villalba cuando fue denunciado por otro acaso. (Facebook - Katia Documet Silva)

Un peritaje del Cuerpo Médico Forense (CMF) realizado en el marco de una causa por abuso sexual simple en Capital Federal, concluyó que si bien Marcelo Villalba, el detenido por el crimen de Anahí Benítez, puede comprender la criminalidad de sus actos, quizás no pueda dirigir sus acciones, por lo que podría ser declarado inimputable.

Las conclusiones del peritaje -que llegaron en las últimas horas al Juzgado de Instrucción 44 indican que “si bien surge capacidad psíquica para comprender el disvalor de su conducta, surge verosímil un desmedro en su capacidad de dirigir su accionar debido a su precaria, impulsiva y bizarra organización de la personalidad”.

También señaló el CMF que Villalba “evidenció signosintomatología compatible con un trastorno de la personalidad esquizotípico parcialmente estabilizado y sin tratamiento al momento del examen” y que no era necesaria una internación.

Por último, aconsejaron que haga “tratamiento interdisciplinario en salud mental (psiquiátrico, psicológico y de rehabilitación) en forma reglada, con supervisión ya puso de adulto responsable o instancia judicial según corresponda”.

La pericia fue ordenada por el juez Luis Zelaya a pedido de la defensa de Villalba, en el marco de una causa por abuso sexual simple en la que está imputado luego de ser detenido el 20 de abril pasado en avenida Carlos Pellegrini y Juncal, acusado de manosearle la cola a una mujer, Katia Documet Silva, quien denunció públicamente el caso por Facebook.

Fuente: Télam