Christoffer Persson es el turista sueco que fue baleado el 30 de diciembre en el barrio porteño de Monserrat y al que, tras varias operaciones, se le debió amputar la pierna derecha por las graves heridas causadas por los disparos. En las últimas horas fue dado de alta y, antes de volver a su país para continuar con la rehabilitación, se dio el gran gusto de visitar La Bombonera.

Allí le entregaron una camiseta que lleva el número 10 y su nombre. "No tengo odio ni rencor, quiero volver a este país el año que viene", dijo. Aquella noche, cerca de las 23, Persson caminaba por la calle Tacuarí al 500 junto a María Izzo, su pareja. Allí fue interceptado por un auto, del cual descendió un hombre que intentó robarle el celular y, para amenazarlo, sacó un arma, con la cual efectuó un disparo que impactó en la rodilla derecha de Persson.

Tras caer al piso, fue socorrido por vecinos de la zona. Luego lo trasladaron hacia el Hospital Argerich, en donde permaneció algunos días para luego ser internado en una clínica privada. Debido a las infecciones que sufrió la herida, a Persson debieron amputarle parte del miembro inferior derecho para salvarle la vida.

El turista de 36 años estuvo dos semanas internado y, tras haber recibido el alta médica, regresará a Suecia, en donde continuará con la rehabilitación.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos