Un hombre fue arrestado en la localidad santiagueña de La Banda luego de que su hija adolescente le confesara a su maestra que durante ocho años su padre la abusó sexualmente cada vez que la llevaba a participar de rituales umbanda. En esas ceremonias, además de ofrecerla en matrimonio, la  hacía bailar desnuda mientras la bañaba con sangre de animales.

El aberrante hecho fue denunciado la semana pasada, cuando una docente se comunicó con la madre de la víctima y le relató la confesión que le había hecho su alumna de 14 años, luego de descompensarse durante una charla de educación sexual, en la  escuela.

Agobiada por los recuerdos de los ultrajes a los que su padre la sometió por años, la menor mientras se encontraba en el aula junto con sus compañeros comenzó a llorar, la educadora la calmó y la llevó a otra oficina.

Mientras era consolada y en el regazo de su maestra, la víctima confesó que desde que tenía cinco años su padre la somete sexualmente cada vez que la lleva a participar de rituales umbandas, donde además la había ofrecido en matrimonio.

La víctima le reveló a su maestra que desde muy pequeña vivió con su padre, ya que el acusado está separado de su madre, pero el año pasado decidió irse con su progenitora, cansada de los abusos que sufría.

Tras el relato de la menor, la docente informó a su madre y fue ésta quien se presentó en la Comisaría Número 2 del Menor y la  Mujer y radicó la denuncia. Tras conocer el relato de la menor y recibir el informe del  médico -donde indicaban que la menor presentaba lesiones  compatibles con abuso de vieja data- la Fiscalía solicitó la inmediata detención del acusado.

Por pedido de la Unidad de Abusos Sexuales de La Banda, la  doctora Roxana Menini -jueza de Control y Garantías- ordenó que el umbandista quedara tras las rejas, alojado en la alcaidía de tribunales.