El intendente de la localidad santacruceña de Puerto Deseado, Gustavo González, aseguró que desde el Gobierno provincial y municipal trabajaban para contener a la mujer abusada sexualmente y al hijo que vive allí, mientras que la policía estaba abocada a la búsqueda de los criminales.

"Una persona normal no haría lo que hicieron ellos", dijo González este viernes al referirse al ataque sexual cometido contra la mujer, de 44 años, y el asesinato de su hijo de 4 años.

El intendente dijo que la investigación está en marcha y que tanto desde el Gobierno provincial, a través de los ministerio de Desarrollo Social y de Seguridad, trabajaban junto al municipio para "dar acompañamiento a la víctima y al hijo" mayor que reside en Puerto Deseado.

"También estamos en contacto con la Secretaria de Desarrollo Social de Salta para poder trasladar a los familiares hasta Puerto Deseado. Este mediodía estamos enviando un vehículo a Comodoro (Rivadavia) para ir a buscar a una de las hijas que viene desde Buenos Aires", detalló el funcionario.

González aseguró que el ministro de Seguridad provincial (Lisandro de la Torre) está en Puerto Deseado y que todos, al igual que la gobernadora Alicia Kirchner, están "muy preocupados y ocupados con esta situación".

"Las fuerzas de seguridad trabajan desde ayer. Está el grupo de Infantería e intensificaron los controles sobre Ruta 271", amplió el intendente en declaraciones a TN y expresó: "Por nuestra parte estamos cumpliendo nuestro rol como Estado municipal de contener y asistir a las víctimas y esperamos que se encuentre a los culpables y les caiga todo el peso de la ley".

González consideró que este caso hará que se "replanteen varias cosas" en cuanto a la seguridad y el cuidado: "Creo que como comunidad nos tenemos que cuidar entre nosotros".

Fuente: Télam