Luis Nicolás Martínez (28 años), es la persona que dejó a María Sol se produjo a las 7 de la mañana, a bordo de un Gol Trend, en el nosocomio bahiense en horas del mediodía.
 

María Sol tenía sólo 16 años. El dato concreto que reveló el estudio realizado en la Morgue Judicial, y que complicó la situación de Martínez (28 años) es que la adolescente falleció como resultado de un edema pulmonar agudo y un shock cardiogénico, producido por una sobredosis, aunque aún se desconoce de qué sustancia.

Esta sería la filmación en la que se ve a Martínez saliendo de un cajero automático, acompañado por María Sol.

El acusado declaró por más de tres horas ante el fiscal Romero Jardín. Martínez contó que se dio cuenta de que la chica estaba mal cuando convulsionó por primera vez, alrededor de las 6.30 de la mañana, y que luego intentó llevarla a diferentes hospitales de Bahía Blanca.

Según su testimonio, primero la llevó al Italiano, donde le dijeron que para atender a una paciente sin obra social debía pagar 1.000 pesos, una suma que él no disponía en ese momento. Luego refirió que la trasladó al Hospital Regional Doctor José Penna y, por último, al Español.