La reunión se realizó el pasado martes 12 de mayo, por la tarde, en las oficinas del Gobernador de la provincia, donde Alejandro Granados puso en relieve la importancia de “seguir coordinando el trabajo entre la provincia y el municipio”. Durante el encuentro, que ambos mandatarios catalogaron como “muy positivo” Alejandro Granados y Axel Kicillof analizaron cómo punto principal cuál es la situación del coronavirus en Ezeiza.

En ese sentido, Granados y Kicillof dialogaron respecto al estado de la pandemia en el conurbano y coincidieron en la necesidad de “continuar con la rigurosidad de las medidas dispuestas en la cuarentena”.

Ambos mandatarios reiteraron en el objetivo de "preservar la vida y la salud de los argentinos y argentinas” pero a su vez, buscando las herramientas necesarias para reactivar la economía.

En esa línea , el intendente de Ezeiza expuso algunas temáticas específicas para la apertura de actividades productivas y comerciales en el partido, siempre comprometiéndose que serán “bajo el cumplimiento de estrictos protocolos de sanidad”.

Sobre Ezeiza, trascendió que el histórico Jefe Comunal recibe a diario un informe social, económico y sanitario del municipio, supervisando cada acción implementada en medio de la pandemia del coronavirus. Entre las últimas medidas que tomó Ezeiza en esta nueva etapa de la extensión de la cuarentena, se informó mediante una carta enviada a los administradores de cada urbanización, que podrán pedir autorización para realizar ciertos deportes dentro del lugar (menos fútbol por medidas contra el coronavirus) respetando el protocolo sanitario.

Para eso, deben enviar una comunicación al Municipio explicando cómo se desarrollarían las actividades y cuáles serían las medidas de prevención de riesgos. En la Comuna las evaluarán antes de darles la habilitación.

Estas actividades sólo podrán realizarse en barrios cerrados, tomando en cuenta que en Ezeiza hay 15 barrios cerrados, countries y clubes de campo, la mayoría en la zona de Canning.