La Argentina "va a jugar de mediador, de facilitador del diálogo y el consenso" en la conferencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que se inicia este domingo en Buenos Aires, afirmó el canciller Jorge Faurié al hablar este tarde en la Conferencia Parlamentaria de la OMC, en el recinto del Senado.

Ratificó, además, "la determinación de lograr en esta conferencia el fortalecimiento del sistema multilateral de comercio, con resultados positivos para lograr el crecimiento inclusivo, desarrollo y la creación de empleo, que beneficien a la gente". 

Faurié destacó que "más comercio en más producción, es más trabajo, es más bienestar. Por ello queremos más multilateralismo, no menos, más OMS, revisada, racional, pero nunca menos".

El canciller argentino también habló de la reformulación de los procesos productivos generados por las nuevas tecnologías, señaló que "en el mundo que vivimos algunos avances son imparables", y sostuvo que "una de las vías para enfrentar estas angustias, desafíos e incertidumbre es tener mayor diálogo, buscar el diálogo y una mejor coordinación".

Por ello el aporte de la Argentina en esta undécima conferencia de la OMC será la de "jugar un rol de mediador de buena fe, facilitador del diálogo y del consenso", destacó Faurié.

Esta tarea será lograr un relativo equilibrio, dijo, y sostuvo que "si  todos los países queremos hacer una defensa absoluta de nuestros sectores sensibles, nadie podrá venderle al otro y todos perdemos". Y postuló "fortalecer el multilateralismo asentado sobre valores comunes". 

Habló luego ante los parlamentarios de la OMC la ex canciller Susana Malcorra, quien ejercerá la presidencia de la undécima conferencia. 

Destacó que el compromiso asumido por la Argentina es que esta conferencia avance "en resultados que prueben que el sistema multilateral de reglas no sólo es el único posible, excepto la jungla, sino que muestra que se avanza en una visión compartida".

Este objetivo es necesario, agregó, en un "momento difícil, de cuestionamientos" (porque) "hay ciertas dudas sobre esta encrucijada en que se encuentra el sistema multilateral, basado en reglas que representa la OMC como organización".

Malcorra destacó además que la perspectiva de cada uno de los 164 países que se sienten en la mesa a partir de mañana en Buenos Aires es para tener una voz compartida, con la posibilidades de encontrar espacios comunes. 

Fuente: Télam