El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, volvió a plantear la necesidad de una mejora de los ingresos de los trabajadores como condición para mantener la expansión de la actividad.

También advirtió que si existe recuperación económica sin distribución “se corre el riesgo de la concentración de la riqueza”. “No es sostenible la expansión económica sin la recuperación de los ingresos”, dijo el mandatario provincial en declaraciones radiales.

En este sentido, afirmó que “es casi una ley de la recuperación económica el problema de la distribución” y advirtió que de no realizarla “se corre el riesgo de que la reactivación genere más concentración de la riqueza”.

 

 

Así, señaló que “si uno mira lo que pasa en todo el planeta, primero con la pandemia y después con la guerra, que perturbó muchísimo los mercados mundiales en lo relativo a los alimentos” y con los precios “de la energía”, se observa que “hay un fenómeno mundial, pero eso no quiere decir que el Estado no tenga respuestas diferenciales”.

“Hoy tenemos buenos números de empleo, pero hay que tomar todas las medidas posibles para mejorar los ingresos, y si bien aquí se han tomado, hay que profundizarlo”, propuso.

Encuentro de la Liga de Gobernadores

Kicillof también fue consultado sobre el encuentro de la Liga de Gobernadores del Frente de Todos que se realizó el viernes en Chaco y dijo que allí se planteó la necesidad de “federalizar los planes sociales” para que se pueda “acelerar el proceso de conversión en trabajo genuino”.

“Lo que planteamos con los gobernadores es convertir los planes en trabajo, pero eso requiere un trabajo territorial, una presencia de los gobiernos. Y planteamos la federalización de los planes, que no se manejen desde una decisión central sino que cada uno de los gobernadores y gobiernos locales tengamos participación”, indicó el mandatario bonaerense.

 

 

Además, aseguró que en la provincia de Buenos Aires, el Ejecutivo no autoriza las altas ni bajas de los planes sociales y a manera de ejemplo, indicó que “se habla de 800.000 beneficiarios; ustedes piensen que hay 650.000 empleados públicos estatales bonaerenses; estamos ante una situación que es necesario discutir en el Frente de Todos”.

Kicillof expresó, además, que sus pares de las provincias están preocupados por la coparticipación y quieren que la Corte Suprema los escuche bajo la figura legal del “amicus curiae” antes de fallar sobre el conflicto entre la ciudad de Buenos Aires y el gobierno nacional por los recursos extendidos por el ex presidente Mauricio Macri al distrito porteño. “Lo que vemos es que la Corte tiene una lógica que no es federal”, dijo.

Ver comentarios