Semanas atrás la escritora y periodista Beatríz Sarlo aseguró en un programa de televisión que le ofrecieron vacunarse contra el coronavirus "por debajo de la mesa" dando a entender que se trató de una propuesta en un marco de clandestinidad. Tras el escándalo por la presunta aplicación irregular de dosis en el Ministerio de Salud se abrió una causa en la Justicia y, a partir de aquel comentario mediático de Sarlo, hoy fue citada como testigo para declarar. Ante los jueces se desdijo y aclaró que la convocatoria le llegó para formar parte de una campaña de concientización.

Sarlo dio precisiones a la jueza federal María Eugenia Capuchetti y al fiscal Eduardo Taiano, quienes la citaron en el marco de la causa que investiga el posible desvío de dosis, escándalo conocido como "vacunación Vip" que le costó el cargo de ministro en la cartera de Salud a Ginés González García, ahora ocupado por Carla Vizzotti.

A pesar de las declaraciones mediáticas, en su testimonio ante los jueces Sarlo aclaró que no hubo ofrecimiento por “debajo de la mesa” de la vacuna sino que le llegó en el marco de una campaña de vacunación a “famosos” que finalmente no se hizo y sobre la cual se anotició a través de un mail que le escribió Carlos Díaz de la editorial Siglo XXI, quien conoce a la esposa del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, la investigadora del Conicet, Soledad Quereilhac, ya que publicó sus libros.

Buscaban famosos e intelectuales para remarcar que la vacuna era segura ante las dudas que se generaron en los momentos previos a la campaña de vacunación de la población, un hecho no vinculado entonces al "vacunatorio Vip". 

“Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”, afirmó en el estrado Sarlo.

Los mails que presentó Sarlo ante la Justicia

La escritora presentó en la Justicia la copia de un mail que le escribió un responsable de la editorial Siglo XXI, Carlos Díaz. “Me llamó Soledad Quereilhac porque está colaborando con la campaña de concientización para que la gente se vacune. Me pidió una mano para contactar alguna gente, empezando por vos”, se lee en el mensaje.

Allí, el editor le dice que se trata de una “campaña bien pensada”, que no tendrá un “discurso político berreta”. “Mi primera reacción fue pensar que vos jamás te prestarías, pero frente a la posibilidad de que te puedas vacunar de inmediato me pareció que tenía que preguntarte”, agrega. Y le advierte: “Es todo por derecha. Nada trucho”.

Al respecto, Díaz brindó declaraciones radiales a Radio con Vos. "Beatriz desde un primer momento tuvo la lucidez de decir 'yo no me quiero vacunar si no me toca'. Pero no había ninguna cosa ni oscura, ni turbia. Al contrario, había que darle visibilidad", señaló.

"A Beatriz Sarlo la quiero muchísimo, es una persona sumamente sensata y una de las referentes intelectuales más importantes de la Argentina. Pero se generó un lío con el 'abajo de la mesa' y no hubo nada de eso", concluyó Díaz.