Hugo Moyano agradeció el apoyo de los dirigentes a la movilización. (Archivo)

El Sindicato de Camioneros modificó este miércoles la fecha de la movilización convocada originalmente para el 22 de febrero, a raíz de la controversia generada con familiares de la tragedia de Once y la realizará un día antes para que no coincida con el sexto aniversario del accidente ferroviario que costó la vida de 52 personas.

El anuncio fue formulado este miércoles al mediodía por el dirigente Pablo Moyano durante una reunión realizada en el gremio camionero del que participaron los principales dirigentes de las dos CTA, la Corriente Federal de Trabajadores y los diputados nacionales de Unión Ciudadana, Walter Correa y Vanesa Silley, tras un propuesta del gremialista ferroviario Rubén "Pollo" Sobrero.

En el escenario se ubicaron junto a Moyano el dirigente de Suteba, Roberto Baradel; el bancario Sergio Palazzo, y los titulares de las dos CTA, Hugo Yasky y Pablo Micheli, quienes acompañaran la movilización del 21.

En primera fila estuvieron presentes los dirigentes sindicales Ricardo Cirielli (aeronáuticos), Aníbal Torreta (muncipales porteños), Facundo Moyano (peajes), Víctor Gonzáles (municipales nacionales), Daniel Yofra (aceiteros) y el ex legislador porteño Gustavo Vera.

Luego de que Moyano (h) explicara que se había modificado la fecha atendiendo los reclamos de los familiares de las víctimas de la tragedia ferroviaria de Once, Micheli calificó como "muy buena" la decisión de cambiar la fecha, que había sido lanzada "en el fragor de la lucha y no para generar polémica".

Posteriormente se sumó al encuentro Hugo Moyano, que agradeció el apoyo de los dirigentes a la movilización y sostuvo que "si no reaccionamos a tiempo, estos señores nos llevan puestos, porque no tienen escrúpulos en seguir adelante a pesar de saber claramente que el país no anda nada bien".

Además de criticar al gobierno nacional, también arremetió contra la dirigencia sindical, al señalar: "Sabemos que siempre alguno falta y creo que cuatro o cinco sillas van a faltar el día de la movilización".

"Miren hasta que punto llega ese compromiso y sumisión que tienen algunos con el gobierno, que les mandan a decir que no van a participar. No hace falta decirlo: no vienen y punto", indicó.

"Lo que pasa -agregó Moyano- es que les exigen que digan que no van a venir, pensando que con eso van a debilitar la movilización, pero en vez de debilitarla la fortalecen porque no vendrán los dirigentes pero sí los trabajadores y eso es lo que nos interesa".

Finalmente acusó "al gobierno de tapar a través de algunos medios lo que pasa en el país" y citó como ejemplo que "cada vez que habla Pablo o yo, allanan Independiente o Camioneros".
 
"Lo único que no han hecho es decir que me gustan los hombres, pero eso sería imposible decirlo porque si no estaría virgen con la cara que tengo", ironizó el dirigente.