La Confederación Mapuche de Neuquén realiza por estas horas una campaña que busca asumir la identidad originaria en esa provincia patagónica. Dicha iniciativa se lleva a cabo en escuelas, calles y redes sociales, y tiene lugar en medio del Censo 2022, que esta vez incluye tres preguntas vinculadas al autorreconocimiento técnico de la población.

En los incisos números 22, 23 y 24, el relevamiento diseñado por el Indec indaga sobre la descendencia de cada ciudadano. Allí, las preguntas son: "¿Se reconoce indígena o descendiente de pueblos indígenas u originarios?”; “¿De qué pueblo indígena u originario?” y “¿Habla y/o entiende la lengua de ese pueblo indígena u originario?”. 

En ese contexto, la Confederación Mapuche de Neuquén puso en marcha la campaña "Iñce Mapucegen", que traducida al español significa 'Yo soy mapuche'. "La iniciativa tiene que ver con la fuerza de la identidad. Salimos a las calles y nos encontramos con respuestas favorables de la gente", destacó Fernando Barraza, coordinador del equipo de comunicación de dicha comunidad, en diálogo con cronica.com.ar.

Censo 2022: cómo surgió la campaña del pueblo mapuche

El último censo realizado en 2010 indicó que el 7,86% de la población total de Neuquén se reconocía como indígena o descendiente de pueblo originario. Ante ese panorama, la Confederación Mapuche de la provincia inició la campaña. "El número que arrojó ese relevamiento era bajísimo y estaba lejos de la verdad. Aquí no se dificulta mucho la visualización de hermanos y hermanas mapuches", consideró Barraza.

“Esta campaña es muy importante, porque un número que se acerque a la realidad pondrá en el tapete de la consideración estatal un abanico de derechos por venir; reflejará necesidades y existencias. Si el Censo 2022 es fiel en torno a la cantidad de población mapuche de Neuquén y toda la Patagonia, le estará diciendo algo al Estado. Es clave acercarnos al número correcto", agregó.

Según Barraza, "un 35% de la provincia de Neuquén tiene raíces originarias mapuches". Y en esa línea continuó: "Luego hay entre un 10% y un 15% que tendría dificultades enormes para rastrear con claridad sus raíces, porque están disvirtuadas. Hubo varios procesos históricos en los cuales se borraron la identidad y los apellidos".

Cuando restan pocas horas para empiece el censo presencial en el país, el dirigente mapuche se mostró satisfecho con los resultados de la iniciativa. "Anduvo muy bien. En el contexto de estigmatización que solemos enfrentar, al menos de parte de algunos medios, nos encontramos con una buena repercusión en la gente, porque alienta la necesidad de reconocer su propia identidad en toda la provincia", aseguró.

La campaña, tal como se dijo, tuvo lugar en las redes sociales y en las diferentes ciudades de Neuquén. "Mapuche somos, mapuche nos censaremos. Ya sea que te censes de manera virtual, o que recibas presencialmente al personal del censo el 18 de mayo", fue, en definitiva, el mensaje transmitido desde la Confederación.