Por Gabriel Calisto
ENVIADO ESPECIAL

La victoria del hasta ahora intendente de la capital mendocina, Rodolfo Suárez, sirvió para dar impulso a la campaña de Mauricio Macri a nivel nacional, pese a las fuertes diferencias que el radicalismo mendocino expresó abiertamente. El presidente no fue invitado al búnker ganador, que provincializó al máximo la campaña y llegó al extremo de denunciar “campaña sucia” cuando aparecieron volantes que unían la imagen del gobernador electo con la del hombre de Juntos por el Cambio. Con casi el 50% de los votos, los boinas blancas fueron llegando masivamente para sumarse y “radicalizar” el triunfo: Gerardo Morales, de Jujuy, Martín Lousteau y figuras mendocinas como Julio Cobos o Ernesto Sanz se saludaban con los funcionarios electos y celebraban juntos.

Minutos antes de las ocho de la noche, Anabel Fernández Sagasti, del Frente de Todos (denominado aquí “Elegí”) reconoció la derrota y felicitó al ganador. “El resultado es irreversible”, aseguró mientras los primeros números marcaban una auténtica paliza radical en la provincia, ampliando por más de 7 puntos la diferencia obtenida en las PASO y sumando algunas de las intendencias que se pusieron en juego y estaban a manos del PJ. Las radicales quedaron todas en poder de sus jefes comunales. Una fiesta completa.

La ciudad capital fue un claro ejemplo, Cambia Mendoza sumaba más del 60% de los votos al cierre de esta edición. Lejos, Elegí obtenía el 24%.
 

Proyección

Para los referentes de Cambia Mendoza, el triunfo fue 100% radical. El saliente gobernador Alfredo Cornejo se va con una alta aceptación a su gestión, y la esperanza de mantener el liderazgo de la UCR como partido pero también disputar la conducción del futuro bloque en la Cámara de Diputados de la Nación, a la que llegará tras la elección del 27 de octubre, donde competirá como cabeza de lista para esa cámara.

Pese a eso, desde el partido reconocían que el resultado “da aire e impulso” a la campaña nacional.
 

La veda, te la debo

La Junta Electoral tuvo que organizar una reunión de emergencia el último sábado porque los candidatos con respaldo nacional (Suárez, Sagasti y Ramón) aprovecharon que en los medios de la provincia seguían rotando los spots de campaña de candidatos nacionales para hacer campaña local. El actual gobernador Cornejo encabeza la lista de diputados nacionales que se definirá el 27 de octubre, por lo que sus avisos aparecían con críticas al kirchnerismo y defendiendo la gestión realizada en la provincia.

Del otro lado, aparecieron mensajes de los aspirantes a la Cámara de Diputados de la Nación del Frente de Todos, precisamente criticando al gobernador y asociando su gestión con la de Macri.
 

Quinta a fondo

Si antes de las PASO del 9 de junio desde el radicalismo buscaban esquivar la llegada de funcionarios nacionales, esa tendencia se profundizó al máximo para el segundo tramo de la campaña. Después de agosto, Macri ya no estaba en ninguno de los afiches ni espacios de publicidad de Cambia Mendoza, que hasta tiene colores diferentes a los de Juntos por el Cambio.

Las diferencias entre Cornejo y Macri fueron evidentes desde el año pasado, en una tendencia interna que se amplió junto a la crisis económica y política. Pese a eso, el presidente del partido radical a nivel nacional transpiró la camiseta para asegurar el respaldo de la UCR a la alianza que integran junto a la Coalición Cívica y el PRO.

Por la mañana, Suárez destacaba que “tenemos diferencias con el tema tarifas y la economía, pero vamos a trabajar para que Cornejo gane el 27”. Fue su mejor esfuerzo para acompañar la elección de Macri, quien aparecerá apenas un tramo más arriba de la boleta. Desde la Rosada temen que una tendencia que se vivió el 11 de agosto se profundice: mientras Macri perdió por 3 puntos (40 a 37), el actual gobernador terminó empatado en su categoría (39,2 a 39).
 

Suárez, delfín de Cornejo, sentenció que "el populismo es malo"

El hombre de confianza del actual gobernador superó ampliamente a la candidata del Frente Elegí.

Rodolfo Suárez, quien hace poco más de un año dijo no estar detrás de la candidatura a gobernador, asumirá al frente de Mendoza el 10 de diciembre.

El contudente triunfo ante Anabel Fernández Sagasti lo hace ser el sucesor de Alfredo Cornejo, su jefe político. “El populismo es malo”, sentenció el electo mandatario.

Por más de 15 puntos, Suárez -intendente de Mendoza- fue electo como próximo gobernador mendocino. Anoche, tras las palabras de Alfredo Cornejo, “Rody” dijo tener “la vara muy alta” por la gestión del radicalismo.

Según él, el mensaje en las urnas fue “un apoyo al bueno gobierno de Cornejo, a esa recuperación del Estado, a la administración sana”.

“Tenemos grandes desafíos por delante”, dijo Rodolfo Suárez, para quien “el populismo es malo. Es bueno gobernar con austeridad, sabiendo que el dinero no es nuestro”. En esa línea, subrayó querer darle esta forma de gobernar al país.

Asimismo, Suárez envió un saludo a Omar de Marchi, con quien compitió en las PASO. “Acá se trabaja en equipo”, sentenció.

“Por supuesto que vamos a mantener muchos funcionarios del gobierno actual, porque son muy calificados, con una muy buena experiencia en la gestión”, añadió Suárez.

Por su parte, el gobernador Cornejo -presidente del de la Unión Cívica Radical disparó duramente contra el Frente de Todos, en especial, contra Alberto Fernández. “El error del candidato del frente fue hacer tremenda estupidez de venir con todos los gobernadores del PJ a nacionalizar la elección”, dijo, y agregó: “Eso muestra que no vuelven más menos, sino mucho peor que antes”.

En esa línea manifestó que “se intentó nacionalizar todo el tiempo”. Cabe resaltar que el próximo sábado Mauricio Macri viajará a la provincia mendocina, donde se mostraría con Cornejo y Suárez.

“La ciudadanía de Mendoza es austera, pero somos bastantes más abiertos y cosmopolitas de lo que piensan. Estamos orgullosos de la alternancia”, añadió.
 

El empujón de gobernadores del PJ no alcanzó para dar el batacazo

La senadora nacional por Mendoza reconoció su derrota y felicitó a Suárez.

El peronismo en Mendoza tenía una parada difícil. Por eso el Frente de Todos, liderado por Alberto Fernández, decidió poner toda la carne al asador la semana pasada, cuando un cónclave en Luján del Cuyo reunió a decenas de gobernadores y candidatos del PJ, quienes ratificaron su compromiso con el candidato en Nación. Pero esa foto no sirvió para revertir el resultado de las PASO. Alrededor de las 20 -con los números oficiales sin ser difundidos- Anabel Fernández Sagasti reconoció que “la diferencia es irremontable”.

La senadora nacional sabía que arrebatarle el trono a Alfredo Cornejo -quien bendijo al ganador, Rodolfo Suárez- no era nada sencillo. Y si bien los 7 puntos abajo que terminó en las primarias parecían remontables, este domingo las urnas le metieron un cachetazo al Frente de Todos. “Ya llamé al próximo gobernador para felicitarlo”, dijo Fernández Sagasti ante la prensa.

Alrededor de las 20, cuando declaró ante la prensa, la candidata se mostró “contenta” ya que “el Frente venía reconstruyéndose y se logró algo importante como una gran cantidad de votos en muchos departamentos del este sobre todo”.

Asimismo destacó que “con 35 años poder estar viviendo esta elección para mí es una linda experiencia”.

Con el dolor de la derrota, la legisladora nacional dijo que habló con Cristina Fernández de Kirchner, con gobernadores y con Alberto Fernández.

A través de Twitter, la joven senadora recibió la felicitaciones del Partido Justicialista “por la gran elección en Mendoza y por el trabajo constante que hacés junto a la militancia mendocina. Un fuerte abrazo peronista. Adelante que en octubre sale el sol”.

Mendoza es la quinta provincia en cuanto al padrón nacional, detrás de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y ciudad de Buenos Aires. De ahí la importancia del Frente de Todos de querer conquistar el territorio cuyano, en manos del radicalismo desde el 2015. El principal apoyo que tuvo Fernández Sagasti partió de la ex presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.
 

Cambia Mendoza, con mayoría propia en ambas cámaras legislativas

Luego del triunfo electoral el gobernador electo Suárez contará con quórum propio en las cámaras de Diputados y Senadores de la provincia.

Desde mayo del año próximo, cuando se renueve la Legislatura mendocina, el oficialismo contará con mayoría dado que, de los 48 diputados, 27 serán oficialistas; y de los 38 senadores, 21 responderán a Suárez.

El Frente Cambia Mendoza ponía en juego 12 bancas en el Senado y ganó 14, en tanto que en Diputados renovaba 10 y se quedó con 12.

Las elecciones también reflejaron el claro retroceso de la izquierda, que perdió las dos bancas que puso en juego (una en cada cámara) y ahora sólo tendrá un representante en la Legislatura.

Por su parte, la agrupación Protectora, que no renovaba ninguna banca, tampoco logró aumentar la cantidad de legisladores propios.

Ver más productos

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Protegete del Coronavirus: cómo hacer máscaras faciales

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Crónicas de retórica: un libro indispensable para ayudar a otros

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

Kisse el libro de Marley para chicos y grandes

El Atlas de Camisetas

Los fanáticos del fútbol tienen un Atlas

Salí protegido: máscara facial protectora

Salí protegido: máscara facial protectora

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Alberto Fernández: todo el mundo le atiende el teléfono

Cronishop abre sus puertas a comercios y PYMES

Cronishop abre sus puertas a comercios y PYMES

¡Ayudá a los que más te necesitan!

¡Ayudá a los que más te necesitan!

Alberto Fernández: lo que todos quieren saber

Alberto Fernández: lo que todos quieren saber

Los libros que todos los famosos y políticos leen

Los libros que todos los famosos y políticos leen

Ver más productos