El ex director ejecutivo de la entidad Binacional Yacyretá, Oscar Thomas, continúa prófugo de la justicia desde hace 26 días, tras el pedido de captura internacional, librado por el juez Claudio Bonadio, en la causa por los "cuadernos de la corrupción".

La Policía de Uruguay e Interpol allanaron dos viviendas en las ciudades uruguayas de Piriápolis y Punta del Este, aunque no se pudo dar con el ex funcionario kichnerista.

Ante la falta de información sobre el paradero de Thomas, el ministerio de Seguridad ofrece una recompensa de 500.000 pesos a quien brinde datos certeros sobre su ubicación.

Los domicilios en tierras uruguayas registrados por  Interpol son propiedad del empresario Carlos Ferreira, prófugo también de la justicia argentina.