El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció que las cuentas del año pasado cerraron con un déficit primario de 404.000 millones de pesos, equivalente a 3,9 por ciento del PBI, resultado que, según destacó, implicó el cumplimiento con holgura de la meta dispuesta para 2017 de 4,2 por ciento. 

"Alcanzar este resultado no fue una tarea sencilla", dijo Dujovne en el marco de una conferencia de prensa que se desarrolló en el Palacio de Hacienda.

Dujovne destacó que ese resultado se obtuvo luego de que "por primera vez desde el 2004”, los recursos fiscales “crecieran por encima del gasto primario" y mostró su confianza en que en 2018 "vamos a cumplir la meta" que es un déficit fiscal equivalente a 3,2 por ciento del PBI. 

Estamos satisfechos, sobre como ejecutamos el pasado Presupuesto, el primero propiamente hecho por el Gobierno de (Mauricio) Macri, aunque tenemos que mejorar en la forma que ejecutamos el presupuesto”, dijo el funcionario. Explicó que durante el 2017 se hicieron ampliaciones presupuestarias equivalentes a un 6 por ciento del total de erogaciones previstas “y ahora queremos converger a cero”, sin embargo destacó que ese “desvío” fue mucho menor que en los años precedentes cuando los ajustes eran del 28 por ciento.

Dujovne adelantó que para ayudar a cumplir esa meta de reducción del déficit “en las próximas semanas se va a publicar un decreto con los detalles de los recortes en los cargos políticos", negó que el Gobierno tenga previsto "un recorte salarial" y recordó que con lo empleados estatales hay “una paritaria que negociar en junio”.

El ministro destacó que desde el Gobierno “se trabaja para cumplir con una meta de inflación no mayor al 15 por ciento“ y consideró que las estimaciones privadas, que ponen ese cálculo en el 20 por ciento “están influenciadas por los ajustes de los precios regulados (tarifas) que se dieron estos últimos meses”.

A medida que los precios bajen, porque ya se anotaron esos aumentos de tarifas “es de esperar que esas expectativas también bajen”, dijo Dujovne .