El ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, fue procesado por presunta “administración fraudulenta” en una causa que investiga el pago de sobreprecios a una empresa de limpieza para el edificio central del ente recaudador.

Este procesamiento, dictado por el juez Sergio Torres, es el segundo de los últimos días, después de que el viernes Echegaray fuera procesado por presunto “falso testimonio” en una causa impulsada por el ex ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

En su dictamen, Torres le adjudicó a Echegaray el delito de “negociaciones incompatibles con la función pública”, y lo embargó por 15 millones de pesos. En esta causa se investiga la licitación que ganó la empresa Limpiolux, tras realizar una oferta que superaba los 15 millones de pesos, pese a que su competidora Ricardo Bilbao había presentado una oferta del orden de los 7 millones.

Echegaray es el responsable de la adjudicación. Inútiles resultan sus dichos relativos a que actuó en base a las recomendaciones que efectuaron las áreas intervinientes, ya que estas dependencias aconsejan, pero no tienen capacidad de resolver el proceso”, sostuvo Torres, quien además procesó a otras 10 personas.

Entiendo que la conducta de los funcionarios de la AFIP indagados no se condice con los intereses del Estado a raíz de la injustifi cada elevación del presupuesto y del claro direccionamiento hacia la empresa Limpiolux SA”, fundamentó el magistrado.