Cuando restan tres meses para que se cumplan cuatro décadas del inicio de la Guerra de Malvinas, el gobierno nacional decidió declarar al 2022 como un año "de homenaje del pueblo argentino a los caídos en el conflicto, así como a sus familiares y a los veteranos y veteranas". Lo resolvió mediante el decreto 17/2022, publicado este jueves en el Boletín Oficial.

Esta norma dispuso que "durante el año 2022 toda la documentación oficial de la administración pública, centralizada y descentralizada, así como de los entes autárquicos dependientes de esta, deberá llevar la leyenda: 'Las Malvinas son argentinas'". Este homenaje, de acuerdo con el texto, será "inclusivo y federal", y se reflejará en otro cuestión a lo largo del año.

En ese sentido, el Poder Ejecutivo Nacional "realizará acciones tendientes a la difusión y concientización sobre los derechos soberanos argentinos respecto de la ‘Cuestión de las Islas Malvinas’ y destacará los principales argumentos de la posición argentina”. Dichas acciones, anticipó el decreto, se realizarán tanto a nivel nacional, como internacional.

Malvinas Argentinas: otros detalles del decreto del Gobierno

Con las firmas del presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, el documento explica que "el conflicto de 1982 no alteró la naturaleza de la controversia de soberanía entre la República Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte respecto de las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, la cual continúa pendiente de solución mediante la negociación bilateral entre ambos gobiernos”.

Tras citar la resolución aprobada por las Naciones Unidas el 9 de noviembre de 1982, en la que se solicita a ambos países a “reanudar las negociaciones con el fin de encontrar una solución pacífica a la disputa de soberanía sobre dichas islas”, el decreto remarca que "la República Argentina, durante todos los gobiernos democráticos y de manera constante, ha rechazado el recurso a la fuerza y se ha mostrado continuamente dispuesta a la negociación bilateral como medio para alcanzar una solución pacífica de la controversia”.

“Son ejes centrales del Gobierno Nacional la reafirmación de la soberanía argentina sobre los archipiélagos, el llamado a la reanudación del diálogo y las negociaciones con el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la ratificación del compromiso de la democracia argentina con los medios pacíficos para la resolución de controversias y el respeto al derecho internacional”, concluye el documento.