El proyecto para bajar impuestos sobre las tarifas bonaerenses de agua y electricidad ingresó al Senado provincial, en el marco de la estrategia de Cambiemos de reducir el impacto de la quita de subsidios sobre los bolsillos de los consumidores.

A través de la iniciativa de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal se busca disminuir las cuotas de las contribuciones reguladas por los artículos 74 y 75 de la Ley N° 11.769, que los agentes de la actividad eléctrica abonan mensualmente a la provincia de Buenos Aires y a sus municipios por la venta de energía eléctrica a usuarios, o consumidores finales. 

En el caso de los municipios y en concepto de tasas municipales, las distribuidoras de energía eléctrica contribuyen con el 6%, y se establece de igual manera en una simbólica con un 0,01%. 

Por otro lado, la normativa actual establece que los prestadores de servicios sanitarios de agua y cloacas en jurisdicciones de concesión provincial, por las operaciones de venta con usuarios, abonarán mensualmente a las Municipalidades de los partidos respectivos, una contribución equivalente al cuatro por ciento de sus entradas brutas, netas de impuestos, recaudadas por la venta de los servicios, la que se trasladará en forma discriminada en la facturación al usuario. 

La iniciativa, que ya están evaluando los legisladores, establece para los prestadores de los servicios sanitarios de agua y cloacas una contribución equivalente al cero con cero uno por ciento (0,01%).