La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner habló este miércoles en el Senado de la Nación en medio de la discusión en el recinto sobre los allanamientos a diferentes inmuebles de su propiedad.

La senadora del Frente Para la Victoria declaró que es única en su género: "Fui la primera presidenta mujer y seré la primera senadora allanada. No es cierto que en 2001 se allanó a un senador por el escándalo de los sobornos. Esta es la primera vez que se va a allanar domicilios de un senador. Ni siquiera en el mayor escándalo, donde se acusaba a los dos partidos mayoritarios de recibir coimas para aprobar una ley, se allanó la vivienda de ningún senador. Lo único que se hizo fue una inspección ocular por parte del juez Liporace".  Además, recordó también haber sido la primer mujer expulsada del bloque del Partido Justicialista.

La legisladora de Unidad Ciudadana puso en duda las declaraciones que realizaron empresarios y ex funcionarios en calidad de "arrepentidos".


"Venía para acá y un conocido letrado, apoderado de uno de los empresarios detenidos, decía que están amenazando y les hacen decir cualquier cosa. Y que su defendido, posiblemente en unos días, mienta y acuse a alguno para quedar en libertad”, afirmó.

La ex presidenta criticó como el poder político utiliza los medios: "Estamos conviviendo a diario con titulares donde se nos dice que el fiscal (Carlos) Stornelli, el juez (Claudio) Bonadio van a amenazar meter presos” a empresarios, sostuvo la ex presidenta durante la sesión del Senado.

Y agregó: "¿Realmente creen que los que están hablando como arrepentidos están diciendo la verdad? ¿Que la patria contratista y la cartelización de la obra pública empezó el 25 de mayo de 2003?".

"Gobierna Mauricio Macri, el hijo de Franco, el primo de Ángelo Calcaterra, el hermano del alma de Nicky Caputo”, sostuvo la ex mandataria para relacionar al Presidente con contratistas de la obra pública.