Por Luis Mendoza 
lmendoza@cronica.com.ar 

Sin ambigüedad, el presidente del interbloque de diputados nacionales Argentina Federal, Pablo Kosiner, planteó que el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, es la figura política del peronismo que se proyecta a nivel nacional hacia la carrera presidencial de 2019. "No me caben dudas que Urtubey puede ser el dirigente que construya una autopista por arriba de la grieta y que convoque a un mensaje de unidad de los argentinos", le dijo a Crónica, en un reportaje en el que repasó la actualidad del justicialismo y del país.

-¿Qué pasa con el Partido Justicialista?

-Con el respeto que me merece el compañero (José Luis) Gioja, desde lo histórico y en lo personal, creo que es un liderazgo formal, pero desde lo político el peronismo está en pleno debate y no está sintetizado en esa conducción.

-¿Hay apuros en el PJ para empezar a definir su futuro?

-Es un proceso dinámico, no es desde las formas. La discusión va a ser permanente. Va a haber discusión de ideas y la síntesis será cerca de 2019, en una instancia democrática.

-¿Cuál es el rol del gobernador Urtubey en este proceso?

-Ahí no puedo hablar como presidente del bloque. Lo hago a título personal, porque con Urtubey me une una relación de trabajo de hace muchos años. Creo que tiene una visión republicana y muy horizontal de la política.

-En el kirchnerismo hay otra visión...

-Se está consolidando como una de las figuras de referencia del peronismo hacia futuro. El dirigente que hoy sea capaz de plantear un mensaje de unidad para los argentinos, va a marcar la diferencia. No me caben dudas de que Urtubey puede ser el dirigente que construya una autopista por arriba de la grieta.

-¿La definición será con internas?

-Están las PASO, que son ley. Así que eso no depende de nosotros. Es una ley que hay que cumplir y creo que todos aquellos compañeros que coincidan en estas ideas pueden plantear su alternativa para las PASO. Hoy, la diferencia quizá con algunos compañeros es que creen que hay un liderazgo indiscutido y nosotros creemos que no es así.

-¿Se plantea dialogar con sus ex compañeros del Frente para la Victoria?

-Tengo buen diálogo con todos, lo que pasa que se construye desde las ideas, los proyectos, no desde la individualidad. Nosotros tenemos definido que lo queremos hacer desde el Partido Justicialista, convocando a otros sectores. Hay compañeros que han optado por otra concepción política, como es el caso de Unidad Ciudadana.

-¿Cómo articulan el trabajo con el Bloque Justicialista del Senado?

-Tuvimos una reunión de trabajo con el senador (Miguel) Pichetto, con quien tenemos una perfecta relación personal e institucional. A partir de esta situación espejo que hay con los bloques Justicialista y los interbloques de Argentina Federal, queremos tener una agenda parlamentaria conjunta y la vamos a preparar en los primeros meses del año que viene.

-¿Cuál será la postura sobre la reforma laboral si el oficialismo vuelve a la carga con su tratamiento en marzo?

-Nosotros lo vamos a definir junto con los senadores y, por lo que hemos escuchado, hoy no están advirtiendo que la reforma laboral tenga un marco de consensos necesarios para poder avanzar.

-¿Qué visión tiene sobre el acuerdo de los gobernadores con el oficialismo?

-El acuerdo fiscal fue firmado por los gobernadores, a partir de un diagnóstico en donde la situación de la economía argentina se encuentra en una situación de fragilidad importante. Creo que la necesidad de resolver problemas en las cajas de jubilaciones, la posibilidad de compensar deudas del Estado nacional a las provincias a través de ATN no distribuidos, la posibilidad de marcar criterios de ordenamiento fiscal, de las cuentas de las provincias y del Estado nacional, generaron este acuerdo, que nosotros vamos a honrar.