En la última marcha, la central sindical había formalizado el llamado. 

Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

"Vamos a realizar un confederal el 25 de septiembre para evaluar medidas de fuerza”, gritó Juan Carlos Schmid ante una Plaza de Mayo colmada. El anunció fue el 22 de agosto. Sin embargo, desde Azopardo le confirmaron a Crónica que “tuvimos que postergarlo unos días”. En principio, sería para el comienzo de octubre.

En el mientras tanto, reuniones con el gobierno y con la Pastoral Social parecen terminar de sepultar un supuesto paro nacional. El 3 de octubre va a ser la nueva fecha para que se reúna el Comité Central Confederal mediante el cual se discutirán los pasos a seguir. Unos dicen que se postergó por la ausencia de Héctor Daer y Carlos Acuña para esa fecha.

Otros argumentan que así hay más tiempo para “negociar con el gobierno”. Las cartas ya están tiradas sobre la mesa, aunque empezó una semana clave para la CGT. “Nos vamos a juntar con Triaca”, confirmaron desde la central obrera. El encuentro será el segundo en poco más de una semana, ya que, el lunes 4, referentes cegetistas se juntaron con el ministro de Trabajo.

“No me extraña que esté Macri”, aseguran. Pero de más está decir que de esa reunión no participará un apellido importante en el mundo obrero: Moyano.

La interna no frena

Si bien Pablo Moyano, líder de Camioneros y secretario gremial de la central, está siguiendo de cerca el conflicto desatado con Coca-Cola, en los próximos días seguirá teniendo encuentros con distintos sindicatos más “combativos”, para aglutinar fuerzas en una posible convocatoria a la huelga federal. “Se juntó con líderes sindicalistas que pertenecen a la CTA. Eso dice algo”, confirmaron allegados al camionero.

Por otra parte, días atrás se vieron las caras los gremios del transporte (Roberto Fernández, de UTA; Omar Maturano, de La Fraternidad; Hugo Moyano; Juan Carlos Schmid; y Juan Pablo Brey, de Aeronavegantes) y apoyaron una pronta medida de fuerza, que por estas horas parece esfumarse. Otro de los factores que alejan un reclamo frente al gobierno de Mauricio Macri es la reunión que el jueves llevará la CGT con la Pastoral Social.

Cabe destacar que los referentes de la Iglesia tienen mayor llegada con el sector dialoguista. “Conocemos a los gordos y a los independientes. Siempre terminan acordando”, dice un grupo radical cegetista.