La Defensoría del Pueblo bonaerense solicitó al Ente Nacional de Regulación de Electricidad (ENRE) que "tome medidas drásticas" con la empresa de distribución de energía eléctrica Edesur, ante la falta de inversión para evitar las interrupciones constantes en diferentes municipios en los que opera, situación que se agrava en este contexto de pandemia de coronavirus.

" Edesur no tiene voluntad y claramente no presta un servicio acorde a lo que la gente paga, por lo que entiendo que el ENRE debería tomar la decisión drástica de terminar con ese contrato", sostuvo este miércoles el defensor del pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino.

En declaraciones formuladas a radio Rock and Pop, el funcionario manifestó que "en estos 20 años que la empresa tiene la concesión del sistema eléctrico en municipios del sur del conurbano bonaerense, hay condiciones objetivas y de incumplimiento reiterado que ameritan revisar esta concesión".