Por Florencia Golender
@flopa01

Se esperaba un incremento más moderado de la canasta navideña, teniendo en cuenta que la inflación estaría arrojando una baja de 15 puntos porcentuales a comparación del año pasado.

Pero las góndolas de la ciudad no parecen haberse hecho eco de esa desaceleración en la suba de los precios al consumidor y, al relevar los mismos 15 productos que en noviembre del 2016, “Crónica” se encontró con un aumento promedio del 37%.

Según el Indec, la inflación no crecería más del 25% entre enero y diciembre; sin embargo, este diario detectó fuertes aumentos que llegan en algunos casos al 70%.

Si bien las bebidas alcohólicas típicas del brindis promedian subas de hasta 65%, es la lata de atún natural en trozos (170 gramos) que suele utilizarse para platos fríos como la mayonesa de atún o el vitel toné, la que complicará más el presupuesto, con un alza del 70%.

En el caso del atún enlatado en trozos no sólo influyen las Fiestas, sino que además su consumo generalmente crece en el verano y, por ende, su precio también. Un panificado típico de Navidad, el pan dulce, se pagará aproximadamente un 30% más.

Mientras el budín arroja un ajuste del 40%. En todos los casos mencionados en este informe, la comparación de precios entre 2016 y el corriente año se realizó sobre el valor más bajo. El año pasado, vale aclarar, los precios de los 15 artículos (misma medida) eran los siguientes: el pan dulce partía de $72,10 en supermercados porte- ños; el budín se encontraba desde $19,90.

De la clásica mesa dulce: turrón ($19,59), turrón de maní ($34,50), garrapiñada ($13,90), nueces con cáscara ($49,95), confites de colores ($36,12), maní con chocolate ($17,99), pasas de uva ($33,68), duraznos en lata ($27,10). Y sidra ($26,75), champagne ($59,95), mayonesa ($20,25), atún en trozos enlatado ($18,19) y asado de tira ($98,90).

Atrás quedaron esos valores para el armado de la mesa navideña; sin embargo, algunas pocas marcas mantuvieron aumentos por debajo de la inflación. Por ejemplo, las de garrapiñadas y confites subieron los precios 20% aproximadamente. De todos los rubros navideños, el de las bebidas alcohólicas es el de mayor alza.

Según el Indec, los vinos se ajustaron en promedio 39% y, en el caso de espumantes, como la sidra y el champagne, las marcas de consumo medio subieron los precios hasta 65%. Para el relevamiento en las góndolas de la ciudad, este diario consideró primeras y segundas marcas en sus versiones más accesibles.

Otras mediciones

La Asociación de Consumidores Libres, cuyo titular es Héctor Polino, calculó esta semana que la canasta navideña costará este año entre $85 y $400, con aumentos de 30 a 60% en sidras y vinos y de entre 25 y 30% en pan dulce. “Todo dependerá de la calidad de los productos a elegir”, señaló Polino, quien adelantó que reclamará al gobierno nacional que prepare “una canasta navideña con Precios Cuidados para que los sectores con menos recursos puedan acceder”.

Por su parte, una cadena de supermercados de origen estadounidense adelantó que ofrecerá una caja de seis productos (budín de frutas, pan dulce, garrapiñada, confites de maní, tableta de maní y sidra) a $85. La titular de Cedeapsa, Yolanda Durán, indicó que los supermercados chinos están negociando con sus proveedores y estiman poder conformar una canasta base de $90. “Ya que las ventas están un poco aplastadas, una canasta económica servirá de incentivo”, reflexionó.