El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de gabinete de la Nación, Marcos Peña, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, participaron de la reapertura sin barreras de la calle Sucre en Belgrano, que había sido cerrada por las obras del Viaducto Mitre, el cual se inauguró el viernes pasado y permite que más de 650.000 vecinos ahorren hasta unos 20 minutos de viaje diarios.

En este contexto, la ciudad también ya eliminó las barreras de la calles Blanco Encalada, Monroe, Mendoza, Juramento y Olazábal, y próximamente lo hará con las de las calles Olleros y La Pampa. A su vez, se abrirán cuatro nuevas calles: Roosevelt (ya fue habilitada al tránsito), Echeverría, Virrey del Pino y José Hernández

De la actividad también participó el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia, quien afirmó que "este es un día histórico para el barrio", y valoró el trabajo en conjunto con el gobierno nacional.

Ver comentarios