Por Damián Juárez
djuarez@cronica.com.ar

En total 65 intendentes que gobiernan municipios en la provincia de Buenos Aires se reunieron con el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal en la Quinta de Olivos, de quienes recibieron instrucciones de cómo será la campaña electoral de este año.

Cambiemos gobierna poco más de la mitad de las 135 intendencias que hay en la provincia más grande del país, la que define los comicios generales.

Fue un almuerzo de una hora y 20 minutos. Hubo de todo. Hubo quienes elogiaron a Macri y lo alentaron a "seguir adelante" y otros -en especial radicales- que le hicieron reclamos fuertes por la situación económica.

Los dos intendentes que estuvieron más duros con Macri, pudo saber Crónica a través de uno de los asistentes al encuentro, fueron el jefe comunal de Tornquist, Sergio Bordoni, y su par de General Viamonte, Franco Flexas, ambos de la UCR.

Macri se emocionó al escuchar las palabras del intendente de 9 de Julio, Mariano Barroso, quien le dijo: "No afloje Presidente, estamos con usted dando la lucha que la Argentina necesita para seguir forjando el cambio". Fue como un bálsamo para los oídos presidenciales, que antes había escuchado reclamos varios radicales sobre que "la plata no alcanza", que la gente "no llega a fin de mes" y que la situación en los pueblos bonaerenses "está complicada".

"Acá estamos unidos"

Tras el encuentro, Jorge Macri, intendente de Vicente López, y el vicegobernador bonaerense, Daniel Salvador, fueron los voceros de la reunión. "Cambiemos es un espacio sólido, siempre se especuló si después de ganar las elecciones íbamos a permanecer unidos y acá estamos a pocos meses de una nueva eleccción", dijo el primo del Presidente y titular del PRO en la provincia.

"El Presidente nos pidió que hagamos lo que hacemos todos los días: trabajar con compromiso, cuidar el mango, administrar lo mejor posible, generar obras que transforme realidades", agregó Jorge Macri, y pidió "salir de la corrupción, la mentira y el populismo".

Por su parte, Salvador señaló que la reunión marcó "un claro mensaje de convicción de lo que se está haciendo, conscientes del esfuerzo que significa pero con la certeza de que vamos por el rumbo que va a poner definitivamente al país de pie".

La cumbre fue un intento del gobierno para unificar a la tropa de intendentes bonaerenses, sobre todo luego de que Cambiemos se rompiera en Córdoba, uno de los principales distritos del país. Macri necesita que los intendentes radicales de la provincia de Buenos Aires jueguen para Cambiemos sin fisuras.

Observan a Lavagna

Si bien el peronismo no tiene candidato fuerte a la gobernación, y aunque Axel Kicillof esté haciendo visitas por el territorio avalado por Cristina Fernández de Kirchner, el gobierno sigue de cerca la instalación mediática de Roberto Lavagna, y especula con que el empresario Marcelo Tinelli, oriundo de Bolívar, se largue a recorrer la provincia junto al economista, con el impacto que eso puede llegar a tener.