Fue director de cine y político y más allá de partidismos, un  hombre aferrado a sus ideales. Fernando "Pino" Solanas falleció en París a los 84 años, víctima de coronavirus. Solanas estaba en Francia como embajador ante la UNESCO y, según él mismo había tuiteado, contrajo el virus junto con su mujer, Ángela Correa. 

Él mismo se había encargado de anunciar su enfermedad a través de su cuenta de Twitter el 16 de octubre pasado. En ese momento, Solanas ya se encontraba internado, bajo observación. "Por mi parte me encuentro en el hospital bajo observación médica. Mi mujer, aislada en nuestra casa. Gracias por los mensajes de apoyo", había escrito. 

Unos días más tarde, él mismo escribía que su estado se había complicado. "Mi estado es delicado y estoy bien atendido. SIgo resistiendo", confesaba en el que resultó ser su último mensaje. Esta madrugada la noticia de su muerte -que circuló como un rumor- fue confirmada por Cancillería Argentina a través de sus redes sociales.  

Pino, hombre de la política y el arte

"Pino" tenía 84 años y era el principal referente de Proyecto Sur. Como embajador ante la Unesco mantuvo un encuentro con el papa Francisco, con quien había hablado de la pobreza y el cambio climático entre otros puntos. Anteriormente, se había desempeñado como senador y diputado, luego de haber dejado su huella en el arte argentino como director de, entre otras piezas, "La hora de los hornos", obra que le valió un encuentro con Juan Domingo Perón, quien lo citó en Puerta de Hierro, Madrid, donde se encontraba en el exilio. A "La hora de los hornos" le siguieron obras como "Los hijos de Fierro", "El exilio de Gardel" y "Sur". 

La noticia de su pérdida pronto se convirtió en tendencia en las redes, a donde figuras tanto de la política como del espectáculo hicieron públicas sus condolencias. 

Aquí, uno de sus discursos más recordados en el Senado