Las internas de Cambiemos se instalaron con fuerza directamente en el Palacio San Martín cuando la ex canciller del gobierno de Mauricio Macri, Susana Malcorra, se pronunció abiertamente asegurando que en el vecino país “hay un golpe de Estado evidente”, mientras el actual titular del cargo, Jorge Faurie, insistió en calificar de “transición” lo sucedido.

LEÉ TAMBIÉN: Faurie insiste: "En Bolivia hay una grave crisis institucional pero no un golpe"

“Yo creo que hubo un golpe de Estado por razones muy objetivas, esto no es una cuestión debatible desde mi punto de vista”, sentenció Malcorra, quien condujo el reposicionamiento del país ante el mundo en la salida del kirchnerismo hasta 2017. “El mandato de un presidente electo democráticamente fue interrumpido, se interrumpió por mecanismos no institucionales, es decir, no fue el Congreso el que usó los resortes que tiene refrendados para destituir un presidente, sino que hubo una destitución por sugerencia, que vino por un general. Por lo cual el tercer elemento es que las fuerzas armadas intervinieron en este proceso y estas tres cosas combinadas para mí hacen muy objetivo que esto se evaluó como un golpe de Estado, no me parece que haya demasiada vuelta alrededor de eso”, agregó.

La sentencia, que subraya que la postura no es debatible, contiene una crítica implícita a las declaraciones de la Casa Rosada. “Hay una lectura ideológica que se está haciendo desde el gobierno y eso me parece peligroso. La región supo decirle ‘Nunca Más’ a los golpes, me parece peligroso que ahora se pongan consideraciones en torno al golpe en Bolivia, disparó.

LEÉ TAMBIÉN: Alberto: "Faurie es un hecho desgraciado en la historia de la diplomacia argentina"

Por su parte, Faurie insistió en que no están los elementos para hablar de un golpe de Estado. “No hay una carátula de golpe de Estado que uno pueda aplicar en cualquier circunstancia. Estamos viviendo una crisis institucional de gran gravedad y que el mandato de Evo Morales tenía un gran cuestionamiento social, que motivó, además de las protestas, el hecho de que las fuerzas policiales no quisieran reprimir, y las fuerzas armadas se declararon prescindentes diciendo que tenía que resolverlo la clase política. El golpe de Estado supone que hay alguien que fue destituido del poder arbitrariamente violando la Constitución y usurpando el poder”.

Respecto del llamado público de los militares exigiendo la renuncia del presidente, el canciller se limitó a decir que “hubo una sugerencia, una presión indebida” y que en la visión del país “las instituciones están actuando y nadie asumió el poder, lo que marca que la salida debe ser institucional”.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos