Empresarios y sindicalistas reunidos bajo la supervisión del Ministerio de Trabajo acordaron una actualización de 45% para el salario mínimo vital y móvil, según se informó oficialmente al término de la reunión.

El incremento se realizará en cuatro tramos no acumulativos; un 18% a partir de abril, 10% más en junio, otro 10% en agosto y 7% adicional en diciembre. De esa manera, a fin de año el salario mínimo llegará a $ 47.850.

Además se acordó que en el mes de agosto se realizará una revisión de lo convenido para solucionar eventuales desfases en relación al incremento del costo de vida.

La decisión fue tomada en una reunión del Consejo Nacional del Salario Mínimo, organismo tripartito con participación de cámaras empresariales, asociaciones sindicales y el Estado. La resolución mereció 31 votos a favor y una sola abstención.

De esa manera, el 45% anual pasa a ser una referencia para todos los demás convenios, cuya temporada alta de paritarias arranca en las próximas semanas. Hace unos días la poderosa Unión Obrera Metalúrgica consiguió ese mismo incremento salarial, pero en tres cuotas.

El salario mínimo no sólo es un piso para las remuneraciones en el sector registrado sino que es tomado como referencia para el pago de prestaciones y tambíén para la adjudicación de ciertos beneficios sociales, que van enganchados de ese valor. 

Mirá el informe de Crónica HD