Tras días de mucha actividad, en donde se puso en marcha la segmentación de tarifas y se designó a Gabriel Rubinstein como secretario de Programación Económica, el ministro de Economía, Sergio Massa, dispuso una reducción neto del gasto de la Administración Central del presupuesto y un recorte de $128.000 millones en lo que resta del año.

Esta disposición alcanza a distintas áreas y forma parte de la política de reducción del déficit fiscal, para cumplir la meta establecida por el FMI, que complementa el ahorro presupuestario que el ministro de Economía pretende alcanzar con la segmentación de tarifas de los servicios públicos de energía eléctrica, gas y agua.

A través de la D.A. 826 del 20 de agosto, publicada en el Boletín Oficial de este lunes 22, con un Anexo de 22 folios en el que se detallan los recortes presupuestarios en diversas áreas del Poder Ejecutivo y sólo una ampliación, que en principio implicará un ahorro final de una cifra similar, equivalente 3,1% del déficit fiscal total que se proyectaba hasta el viernes último en $4,09 billones.

Las modificaciones de los créditos presupuestarios de las áreas involucradas en la reorganización ministerial del Poder Ejecutivo Nacional establecida mediante el Decreto N° 451 del 3 de agosto de 2022 se realizan con cargo a las denominaciones presupuestarias de origen” buscan avanzar en la dirección de reducir el déficit de la finanzas de la Administración Central, según los considerandos de la norma de marras.

¿Cuáles son las áreas que tendrán recortes?

Esta medida establecida por el ministro de Economía dispone una reducción de los créditos vigentes en los ministerios de Educación, Salud y Desarrollo Territorial y Hábitat, y recortó el dinero disponible para las provincias.

Los ministerios que tendrán recortes son: 

  • Desarrollo Productivo (partidas para Financiamiento, -$70.000 millones),
  • Desarrollo Territorial y Hábitat (Planificación, -$50.000 millones),
  • Educación (Conectar Igualdad, -$50.000 millones),
  • Obras Públicas (Recursos Hídricos, -$20.000 millones),
  • Transporte (Coordinación de Políticas de Transporte Fluvial y Marítimo -$10.000 millones)
  • Salud (Prevención y Control de Enfermedades Transmisibles e Inmunoprevenibles, -$10.000 millones).

En tanto, los ministros José Luis Manzur y Sergio Massa dispusieron el aumento del crédito presupuestario de la Tesorería General de la Nación en $82.000 millones, para Asistencia en Servicios Económicos (”otras asistencias financieras”).

"El mes de julio presenta una desaceleración del crecimiento real del gasto primario, en virtud de la política de ordenamiento y consolidación de las cuentas públicas", expresaron desde la cartera que encabeza Massa. Además, en ese informe se aclara que el resultado del mes pasado "muestra una serie de correcciones que permiten retomar un sendero fiscal compatible con un déficit anual del Sector Público Nacional de -2,5% de PIB".

Por su parte, la actualización de los datos de la ejecución presupuestaria de los gastos y recursos previstos para el resto del 2022, hasta la semana pasada, arrojaba el 55,11% en el caso de la partida de erogaciones sobre un total $16,43 billones; y de 54,47% de los ingresos totales de $12,34 billones, pese a que hasta entonces había transcurrido el 63,2% del año calendario.

Ahora bien. Este ordenamiento de las cuentas públicas será clave para avanzar sobre una base ajustada en las pautas de gastos e ingresos del año 2023, en donde se prevé un ahorro cercano a los $400.000 millones, pero habrá que estar atento a las partidas destinadas para las elecciones nacionales generales del próximo año.

Ver comentarios