Lino Barañao negó que haya ajustes en el sector. (DyN)

Los investigadores del Conicet mantendrán la "toma pacífica" del ministerio de Ciencia y Tecnología el fin de semana en reclamo de la reincorporación de 500 trabajadores, mientras que el jefe de la cartera, Lino Barañao, negó que haya ajustes en el sector y ratificó que en esas condiciones "no va a haber diálogo".

Los trabajadores votaron en asamblea seguir adelante con la medida de fuerza que comenzaron el martes, cuando decidieron permanecer en el primer piso y la explanada del edificio ubicado en Godoy Cruz 2320, en el barrio porteño de Palermo.

La medida, afirmaron, "se está replicando en otras sedes del Conicet del país", como las que están ubicadas en las ciudades de Puerto Madryn y Mendoza.

Los becarios calificaron las declaraciones de Barañao como "provocaciones" y aseguraron que "es falaz" que los 500 investigadores despedidos no ganaron ningún concurso, ya que obtuvieron "una doble recomendación en las estrictas evaluaciones que el mismo Conicet efectuó".

Por ello, advirtieron que mantendrán el fin de semana la toma del edificio, donde van a realizar actividades, entre ellas un festival musical y cultural que se llevará a cabo el sábado a la noche y una feria de ciencias que realizarán el domingo a la tarde.

Barañao reiteró que "si se levanta la toma" volverán a las negociaciones e insistió en que los 500 becarios no pertenecen al Conicet.

El ministro dijo que no se cortarán sus investigaciones "y en algunos casos se ofrecerían mejores condiciones" en otras instituciones, como universidades.

En ese sentido, puntualizó que los investigadores "no ganaron los concursos, los 500 que estaban por debajo tenían un apto de recomendado" e insistió en que no los están "excluyendo del Conicet" porque "pueden presentarse más tarde" para entrar al organismo.

En diálogo con radio Cooperativa, sostuvo que pese a esta situación el ministerio de Ciencia y Tecnología les está ofreciendo "un cargo similar que les permita tener dedicación exclusiva".

Pese al avance de las medidas de fuerza, el ministro de Ciencia y Tecnología manifestó que "siempre" recibió a los trabajadores, pero ratificó que "si sigue la toma, no va a haber diálogo".

Según Barañao, los investigadores "decidieron levantar unilateralmente la mesa de diálogo" que estaban llevando adelante funcionarios e investigadores, por lo que concluyó que "se traspasó un límite".

El funcionario negó que existan "ajustes o recortes" en el área y puntualizó que el presupuesto "se distribuyó de manera distinta" en un "contexto donde se priorizaron otras áreas, como desarrollo social e infraestructura".

"Nuestro ministerio tiene los fondos necesarios", dijo el ministro, y sostuvo que es "optimista en que se van a mantener las investigaciones" que está llevando adelante su cartera.