El presidente Alberto Fernández y la titular del PRO, Patricia Bullrich, participaron este martes de una audiencia de conciliación convocada por el juez Luis Sáenz. Ocurrió en el marco de la demanda que el jefe de Estado le entabló a la dirigente opositora, quien afirmó que el gobierno nacional había intentado obtener un retorno para promover la llegada a la Argentina de la vacuna contra el coronavirus elaborada por el laboratorio Pfizer.

La audiencia se desarrolló en la sede del juzgado civil 21, ubicada en Talcahuano 490. Al cabo, no hubo acuerdo entre las partes"El Presidente no se animó a mirarnos a los ojos ni a enfrentar la situación. Se escondió y mandó una patota", afirmó Bullrich.

“¿Por qué ratifiqué mis dichos? Porque el contrato que el Presidente no firmó le trajo dolor a los argentinos; lo que hice hoy fue ser un canal de expresión de todos los argentinos que sufrieron por no tener la vacuna a tiempo”, comentó la dirigente opositora al retirarse del tribunal.

Cómo sigue la causa entre Alberto Fernández y Patricia Bullrich

La audencia de conciliación duró menos de una hora, lapso en el que se realizó la firma del acta. De ahora más, se abrirá un plazo de diez días, tras el que el juez notificará a la partes, y luego habrá 30 días para que cada uno de ellos produzca la prueba del caso

"La audiencia no existió como tal", dijo Bullrich /Télam).

El año pasado, el jefe de Estado y la titular del PRO habían protagonizado una mediación prejudicial que no llegó a ningún punto de acuerdo, por lo que Fernández demandó a Bullrich por 100 millones de pesos.

El objetivo del mandatario es que la ex ministra de Seguridad del gobierno macrista se retracte y asuma que lo que dijo no tenía anclaje en información cierta o que pague por sus dichos. Si Bullrich no se retracta avanzará la demanda, indicaron fuentes judiciales.

"Alberto va a defender su honra y le pareció que para hacerlo tenía que estar personalmente frente al juez porque es un ciudadano más ante la Justicia, más allá de que es un presidente”, aseguró Gregorio Dalbón, abogado del mandatario. "Fue una audiencia muy bien llevada por el juez, donde preservamos al Presidente para que no haya ningún incidente. Estamos ante un hombre honesto, probo, no teníamos intención de que se vean las caras", agregó el letrado.