Por Luis Autalan 
@luisautalan 

Con el impulso del 21F, los movimientos sociales CTEP, Barrios de Pie (BDP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) confluirán a mediano plazo en un núcleo común que se denominaría Unidad de los Trabajadores de la Economía Popular (UTEP). Si bien los tres núcleos mantendrán su estructura original, consideran que los tiempos por venir exigen una cohesión en reclamos y búsqueda de soluciones.

Respecto del corto plazo, la protesta que evaluaban para principios de abril quedará postergada, en virtud de una convocatoria para el 1° de mayo y a la vista de que el Ejecutivo nacional mostró una "actitud más amable" luego de que se expresaran con dureza en cuanto al escenario de ajuste y, sobre todo, con la elevación de apuesta oficial para condicionar la asistencia económica y social al cumplimiento de ciclos lectivos primarios y secundarios.

Más allá de que marcharon con las huestes del camionero Hugo Moyano en la pasada concentración de la avenida 9 de Julio, esta semana dirigentes sociales se entrevistaron con el triunviro de la CGT Héctor Daer, y la charla versó sobre la cohesión que tanto resisten varios sindicatos de Azopardo con estas fuerzas sociales.

Buenos términos para el barajar y dar de nuevo con la central, pero en el recuerdo concreto de que quien más trabajó para sumarlos a un espacio común fue otro conductor de esa central obrera, Juan Schmid. "No es de extrañar que tengamos un mayo caliente, más allá de lo que podamos organizar para el Día del Trabajador", le resaltaron voceros de ese trinomio social a Crónica.

Interna peronista

Al menos para BDP la interna del justicialismo tiene su peso en cuanto a la estrategia a desarrollar, y desde allí hay matices respecto de la CTEP y la CCC. En lo que concluyen coincidentes, sin lugar a sorpresas, es en la gravitación que los potencia: el respaldo espiritual de palabras y elementos concretos que les llegan desde el Vaticano a través del papa Francisco.

"Incluso su convicción ha obligado al replanteo de varios compañeros laicos", deslizó otra referente de los movimientos sociales con un atisbo de simpatía, al que acotó "con la relevancia de temáticas que tiene que atender está pendiente de cada circunstancia que transita hoy la Argentina".

No es secreto tampoco que Juan Grabois ( CTEP) es más que un interlocutor para el Santo Padre y, de hecho, la relevancia del barbado dirigente tiene ribetes en foros internacionales, como los que ha coordinado. Es de esperar que también a mediano plazo se avance en una iniciativa de alcance regional respecto de las tres que propicia Francisco, el TTT (Techo, Tierra, Trabajo), que tendrá como sede a Bolivia y al que irán dirigentes de varias naciones.