Una multitud volvió a pedir justicia por Santiago

A tres meses de la desaparición del artesano Miles de personas acompañaron a la familia Maldonado en Plaza de Mayo. 

Crónica
|
·
1 de 7 |Impactante imagen de Santiago sobre el cielo. Una jornada muy emotiva (Fernando Pérez Ré - Crónica).
2 de 7 |Sergio Maldonado aseguró que no se abandonará la lucha (Fernando Pérez Ré - Crónica).
3 de 7 |La concurrencia reclamó conocer la verdad sobre Santiago (Fernando Pérez Ré - Crónica).
4 de 7 |
5 de 7 |
6 de 7 |
7 de 7 |

Por Luciano Bugner
@lucianobugner

Los tres meses de la desaparición de Santiago Maldonado se conmemoraron con unas 120.000 personas en Plaza de Mayo, epicentro del reclamo de verdad y justicia.

El acto, encabezado por Sergio, culminó, lamentablemente, como las anteriores veces: destrozos de un pequeño grupo de infiltrados. “Justicia. Sólo así podrás descansar en paz. No vamos a abandonar”.

Sergio le habló a su hermano y se quebró. La fugaz lluvia todavía no había rociado la plaza. Eran las 18.50. Exactamente diez minutos antes el hombre había empezado a leer una breve pero profunda carta. “No cuenten con nosotros para sembrar odio”, leyó. Vestía una camisa de jean abierta, que dejaba ver una remera con el rostro de su hermano, imagen que se hizo bandera desde aquel primero de agosto, cuando el joven de 28 años fue visto por última vez en la Pu Lof, apoyando el reclamo mapuche.

“En nombre de Santiago Maldonado, donde quieras que estés”, fue lo primero que se escuchó de Sergio. “Todavía no hicimos el duelo. No estábamos listos para la muerte. Pero hoy no me van a escuchar decir nada de la investigación, aunque muchos quieren cerrar el caso”, argumentó.

Si bien mostró un tono más pacífico que anteriores veces, Maldonado, en una conferencia de prensa improvisada, disparó contra Cambiemos, al señalar: “Yo dije que me iba a reunir únicamente si era para entregarme a Santiago con vida, y no lo hicieron. Entonces yo no tengo qué hablar a 90 días con ellos”.

En el palco, Sergio Maldonado estuvo acompañado por su esposa, Andrea Antico, por Abuelas de Plaza de Mayo, por Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y por Adolfo Pérez Esquivel, entre otros.

Luego de enviar un “saludo especial a Rubén López, por la muerte de su madre”, Sergio Maldonado arremetió contra Gendarmería, al subrayar que “tiene que dar cuenta de su accionar”, y agregó: “Hicieron un festival de canalladas mintiendo”, en alusión a medios de comunicación afines al gobierno.

“Nos están atacando permanentemente, nos atacaron funcionarios del gobierno y nosotros lo que queremos es saber la verdad. No me voy a poner a retrucarle a cada uno lo que dice, no puedo gastar energía en pelearme con funcionarios y ministros”, dijo ante un grupo de periodistas.

Santiago Maldonado -siguió desde el palco- era un pibe de paz. Reclamamos saber qué pasó con él. Y no vamos a abandonar”, fueron las últimas palabras antes de dejar el escenario, abrazado por su mujer. Las movilizaciones, que se repitieron en distintos puntos del mundo, se llevaron a cabo en un marco pacífico.

Aunque, como sucedió en las anteriores, en los alrededores de Plaza de Mayo los famosos “encapuchados” realizaron destrozos en vidrieras porteñas. “Ni permiso ni perdón. Por Santiago insurrección”, se leían en las banderas, frase acompañada por el símbolo anarquista.

Por otra parte, Ariel Garbarz -perito informático propuesto por la querella- aseguró ayer que Telefónica informó a la fiscalía que la llamada que atendió el celular del artesano el 2 de agosto “existió y duró 23 segundos”.

Ver comentarios

Dejanos tu comentario

Últimas noticias