Hoy 12 de noviembre se conmemora el Día Mundial contra la Neumonía. Esta jornada fue fecha instaurada por la Coalición Mundial contra la Neumonía Infantil, para concientizar a las personas sobre esta enfermedad infecciosa. Además, se procura la acción de las entidades políticas y de salud para la prevención y tratamiento para todos los ciudadanos.

En 2009, se estableció esta jornada de concientización por la Coalición Mundial contra la Neumonía Infantil, con la iniciativa denominada Stop Pneumonia. En la cual se trata de informar sobre esta enfermedad que resulta ser altamente letal en personas que poseen factores de riesgo. 

El principal objetivo en este día es sensibilizar a las personas, para que puedan detectar la enfermedad a tiempo, pero también se busca que las naciones tomen previsiones por medio de jornadas de vacunación, inversión en equipos y compra de medicamentos que ayuden con el tratamiento, sobre todo en niños y adultos mayores, que son los dos tipos de poblaciones que corren más riesgo al contraer el virus.

¿Qué es la Neumonía?

La Neumonía o pulmonía es una infección aguda que consiste en la inflamación de los pulmones por la presencia de una bacteria o virus. En ese sentido, vale aclarar que existen distintos tipos de neumonías, las mismas se diferencia en principio por la zona del pulmón que afectan: neumonía lobular, bronconeumonía o neumonía intersticial.

¿Cómo se puede detectar esta enfermedad?

Su diagnóstico se puede llevar a cabo por medio de placas torácicas y radiografías. Si esta enfermedad es detectada a tiempo podría reducirse hasta en un 42% la posiblidad de mortalidad en chicos menores de dos años, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La neumonía es una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo (imagen ilustrativa). 

Los síntomas de la Neumonía conllevan dificultades para respirar, fiebre, taquipnea, retracción inferior del tórax, dolor de pecho, deshidratación, escalofríos, fatiga y pérdida de apetito. La propagación de esta infección se da por medio de virus o bacterias presentes en las fosas nasales o garganta de las personas. Las cuales al inhalarse, estos componentes infectan las vías respiratorias, alojándose en los pulmones.

Por su parte, según estudios de la OMS, la neumonía es la primera causa de muerte infecciosa de adultos y niños, contando un promedio de 2,8 millones anuales. Asimismo las personas con diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades autoinmunes son los grupos más afectados por esta enfermedad, según Documentos del organismo Fighting Infectious Diseases in Emerging Countries (FIDEC).

De hecho, los datos demuestran que son en promedio 1,9 millones de infantes los que fallecen anualmente por esta enfermedad. Convirtiendola así en una de las principales causas de mortalidad infantil a nivel mundial. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más del 60% de las muertes de niños por neumonía suceden en los siguientes diez países: Afganistán, Angola, Chad, China, Etiopía, India, Indonesia, Nigeria, Pakistán y República Democrática del Congo.

Por último, la OMS junto a Unicef crearon el Plan de Acción Mundial para la Prevención y el Control de la Neumonía (GAPP) con el objetivo de generar un método de protección, prevención y tratamiento de esta enfermedad para evitar la muerte de millones de niños.

En ese sentido, la Organización Panamericana de la Salud explica que lo fundamental es proveer a los nenes y nenas de un ambiente seguro y libre de contaminación aérea. Sumado a una adecuada educación sobre el cuidado y lavado de manos. La OPS insiste en la importancia de tratar a tiempo esta infección, ya que muchas veces se confunde a la Neumonía con un resfriado y esto termina empeorando el cuadro.

Ver comentarios