La tasa de infección sintomática de coronavirus en las personas mayores de 60 años que recibieron dos dosis de las vacunas fue 88,1% menor que la de igual población no vacunada, concluyó un estudio basado en el análisis de 663.602 personas realizado por el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

La investigación, publicada en la revista JAMA, reveló que "la tasa de Covid-19 confirmada fue de 36,25 casos cada 100 mil personas entre los no vacunados", en tanto que "en la población mayor de 60 que recibió las dos dosis la tasa fue de 19,13 casos cada 100 mil personas".

"Esto se asoció con una disminución del 88,1% en la tasa de infección para aquellos que recibieron el programa de vacunación completo (2 dosis) y una reducción del 47,2% para los que recibieron 1 dosis", indicaron los investigadores.

Para los grupos específicos de personas de 70 a 79 años, el esquema completo se asoció con una reducción del 94% en la infección y para los mayores de 80 años, fue del 88,4%.

En relación a la mortalidad, el estudio indicó que la incidencia de muerte por todas las causas en esta población fue de 11,74 casos por 100 mil personas entre los no vacunados; 4,01 casos por 100 mil entre quienes recibieron una dosis de vacuna, y de 0,40 casos por 100 mil entre los que recibieron las dos dosis.

"Una dosis única se asoció con una reducción del 65,8% en la mortalidad, y el programa de vacunación completo de dos dosis con una reducción del 96,6%", indicaron.

Según el estudio, una dosis única se asoció con una reducción del 65,8% de la mortalidad, y el esquema completo con una reducción del 96,6%.

Si se analiza por subgrupos, el calendario de vacunación completo se asoció con una reducción de la muerte por cualquier causa del 94,2% entre las personas de más de 80 años y una reducción del 98,2% entre los de 70 a 79 años.

"Lo mismo se observó para la muerte dentro de los 30 días posteriores al diagnóstico de Covid-19: hubo una reducción en la muerte relacionada del 98,3% para el programa de vacunación completo (2 dosis) y del 74,5% para las personas con 1 dosis", describieron.

El estudio contempló a 663.602 residentes de al menos 60 años de la ciudad de Buenos Aires de los cuales 540.792 personas (81,4%) habían sido vacunadas con al menos 1 dosis desde el 29 de diciembre de 2020 al 15 de mayo de 2021. Las vacunas utilizadas durante el período objeto de examen fueron la Sputnik V, la de AstraZeneca y la Sinopharm.

La media la edad de todos los participantes fue de 74,4 años y de los vacunados, 334.488 eran mujeres (61,8%).

El estudio contempló a 663.602 residentes de al menos 60 años de la ciudad de Buenos Aires.

En referencia a las respuesta frente a cada vacuna, el trabajo señaló que no hubo diferencias significativas entre las personas que recibieron 2 dosis de las vacunas Sputnik V y AstraZeneca.

"En comparación con las personas que recibieron 2 dosis de rAd26-rAd5 ( Sputnik V), las personas que recibieron 2 dosis de ChAdOx1 tuvieron un riesgo similar de infección por Covid documentada durante el seguimiento y de muerte por cualquier causa", sostuvieron los investigadores.

En este sentido, señalaron que "aquellos que recibieron el programa completo de BBIBP-CorV ( Sinopharm) tuvieron un riesgo significativamente mayor en términos de infección por Covid-19 documentada pero ninguna diferencia estadísticamente significativa en la mortalidad por todas las causas".

"Estos resultados sugieren la necesidad de implementar estrategias de vacunación masiva con las vacunas que cada país tiene disponibles en el menor tiempo posible", concluyeron los autores.