Según una investigación publicada en la revista científica Environmental Science & Technology, estas son las formas y los lugares más riesgosos para contagiarse Covid-19, que dependen de factores víricos, personales y relativos a la calidad del aire.

Siendo que el virus que causa el Covid-19 se transmite principalmente a través del aire, los profesionales recomiendan primero entender cómo se comporta: “El aire es un fluido compuesto por moléculas invisibles que se mueven de manera rápida y aleatoria. En este mar de moléculas flotan los aerosoles respiratorios, que pueden contener el virus y terminan dispersándose por los espacios interiores”, explicó el artículo. 

Así, una persona infectada puede exhalar aerosoles que contengan el virus y cuanto más cerca de ella nos encontremos, mayor posibilidad hay de que los inhalemos. El riesgo aumenta dependiendo el tiempo en que nos encontremos en la misma habitación con un positivo, siendo que inhalaremos aún más cantidad de virus.

Por el contrario, si nos encontramos en espacios exteriores, el virus no se comporta del mismo modo y el riesgo se reduce considerablemente, aunque “nos podemos infectar igualmente si hablamos cerca de un contagiado”, advirtió la publicación.

Cuando se realiza ejercicio físico, hablamos o cantamos, un infectado puede emitir partículas virales especialmente abundantes, ya sea por requerir de respiraciones más profundas o porque al respirar se realiza vocalización.

En cuanto a las distintas "situaciones de transmisión" que aumentarían o disminuirían las posibilidades de infección, los científicos resaltan los factores virales (transmisibilidad, prevalencia), los factores personales (llevar la mascarilla/no llevarla, estar haciendo ejercicio/estar en reposo, efectuar alguna actividad de vocalización/estar en silencio), y los factores relativos a la calidad del aire (interiores/exteriores, habitaciones grandes/habitaciones pequeñas, llenas de gente/con poca gente, ventiladas/no ventiladas).

El estudio efectuó el cálculo analizando los datos empíricos relativos al número de personas que se habían infectado en eventos de alto riesgo de contagio, considerando parámetros clave como el tamaño de la habitación, el número de personas y los niveles de ventilación. Luego, representaron cómo se producía dicha transmisión a través de un modelo matemático.

Porcentaje de posibilidades de infectarse en distintas situaciones

¿Qué facilita el riesgo de contagio? La siguiente es una lista que se desprende de los gráficos del estudio - celdas en rojo -

  • Reunirse con muchas personas en espacios cerrados y con mala calidad de aire (gimnasios mal ventilados, discotecas, escuelas)
  • Hacer algo extenuante o agitado como practicar deporte, cantar o gritar.
  • No usar barbijo
  • Permanecer en un mismo lugar mucho tiempo.

¿Qué puedo hacer para bajar la posibilidad de contagios? - celdas verdes o ámbar -

  • Reunirse en espacios exteriores o bien ventilados. Sino, en espacios interiores con buena ventilación. 
  • Reducir al mínimo el número de personas con las que se reúne.
  • Permanecer juntos el tiempo imprescindible.
  • No gritar, cantar ni practicar ejercicio de forma intensa en interiores.
  • Usar barbijo bien ajustado y de buena calidad.