Jugate conmigo fue el boom de la televisión juvenil en los años ’90. El programa conducido por Cris Morena estaba basado en un show del canal de cable Nickelodeon, Double Dare, y fue emitido por Telefé entre 1991 y 1994. Se trató sin lugar a dudas de un show disruptivo en la tevé argentina que ofrecía a la audiencia horas de entretenimiento a partir de desafíos de destreza física e intelectual, coreografías, números musicales, invitados y sketches. No obstante, el atractivo se completaba con la presencia de un grupo de jóvenes que acompañaban a la presentadora y que participaban de los juegos, cantaban y bailaban.

El staff de Jugate conmigo con Cris Morena.

El staff que animaba el espectáculo televisivo estaba compuesto por Romina Yan –la difunta hija de la empresaria- y un grupo de chicos y chicas adolescentes que robaban suspiros cada vez que aparecían en la pantalla. Entre estos, se destacaba uno en particular: Andy Botana, el muchacho carismático de ojos celestes y cabello rubio con rulos.

Aunque Andy disfrutó las mieles de la pantalla chica desde muy temprana edad y tuvo la posibilidad de seguir creciendo bajo el reflector y los flashes de las cámaras, en 1997 decidió alejarse definitivamente de ese mundo. Tras haber participado en Jugate Conmigo, al galán le llovieron las propuestas: obtuvo varios papeles en importantes novelas noventeras, como Sorpresa y media, 90-60-90, Quereme, Amigovios, y Mi cuñado. No obstante, en algún momento de su vida, hizo el “clic” y determinó que aquel rumbo no le traería la felicidad.

"Después de Jugate hice varios programas, tuve una participación con Julián Weich en Sorpresa y media pero no sentía una estabilidad en un medio, ni una estabilidad laboral, dependía de un tercero", explicó en junio pasado el actor retirado a la revista Gente.

Andy Botana en su juventud, cuando se hizo conocido por Jugate y otros programas televisivos.

Al día de hoy, con 47 años, Andy se dedica a un rubro completamente diferente al de la actuación y la tele: es un empresario que maneja una firma de de arquitectura comercial, por la que desarrolla espacios de trabajo para oficinas. Además, está casado y tiene dos hijas.

“Decidí no continuar más con la tele, sentía que no encajaba en el ambiente y no me sentía satisfecho. Elegí estudiar y trabajar de una carrera. Al principio fue bastante duro hasta que me logré adaptar”, contó a la revista Paparazzi Botana, quien cambió la actuación por el marketing y el comercio.

El factor que detonó su decisión de alejarse de los medios habría sido el constante “acoso” que padecen las figuras populares, y sobretodo galanes, del starsystem. “Nuestro mayor momento de fama fue bastante complicado. Era difícil moverse sin que te pidan un autógrafo, foto, beso. Yo entendía la situación, pero no me sentía muy a gusto con eso”, relató.

El actor se distanció de los medios, se casó y cambió de profesión.

El galán rememor. su pasado como estrella de uno de los programas con más rating de aquellos tiempos y recordó que “mucha gente” se había “fanatizado” con el show de Cris Morena. "Yo veo la TV desde otro lado. Lo que más me quedó fueron las palabras de Yankelevich que nos juntó a todos y nos dijo: 'esto es un programa de tv, la fama dura lo que dura un pedo en canasto'. Es lo que me ayudó a mi a pasar ese trayecto de forma diferente", agregó.

Jugate fue un programa que rompió el esquema de ese momento, fue muy fuerte, disruptivo. Mucha gente se fanatizó con eso. Cris Morena es una mujer super carismática, muy inteligente para nosotros, nosotros éramos un producto para ella.

Botana y su familia.

Así todo, expresó sentirse halagado en el presente cuando algunos viejos “fans” del programa lo reconocen y lo saludan por la calle. “Me pasa muy seguido que la gente me ve cara conocida, pero no sabe de donde. Entonces comienzan: ‘yo te conozco de algún lado’, hasta que caen y se acuerdan. No me fastidia para nada, no reniego de mi pasado”, consideró.

"A mis hijas les cuento la parte de mi vida, no pueden creer lo que pasó. Por suerte por ahora no quieren saber nada con los medios", conluyó.