Un particular suceso se llevó las miradas del foco principal de la protesta en el Obelisco porteño. Resulta que un hombre de 33 años intentó pasar con su vehículo por la 9 de Julio en medio de los cortes por la marcha piquetera. Sin embargo, el conductor desestimó la orden e intentó cruzar la avenida, por lo que fue detenido y esposado.

En una jornada de caos en centro porteño por la marcha piquetera que dificultó la circulación en el transito, el automovilista a bordo de un Chevrolet Sonic no quiso saber nada con desviarse y se resistió en tomar un carril alternativo. Por este motivo, los agentes policiales le negaron el paso y acto seguido se lo llevaron en el patrullero bajo las esposas reglamentarias.

 

 

 

 



El reporte policíaco informó que el conductor negó la ordenanza de la División Seguridad en el Transporte Urbano que controlaron la circulación en el tránsito. Además, rechazó la orden de tomar un carril alternativo para evitar toparse con los manifestantes. El aviso de la negación fue consultado y analizado por la Unidad de Flagrancia Este, quien dio orden de arresto inmediatamente.

En ese sentido, por quebrantar la advertencia, lo obligaron a bajarse de su auto estacionado en avenida Córdoba y Cerrito, le colocaron las esposas y lo subieron al patrullero para llevarlo trasladarlo a la comisaria.


 

Horas después, liberaron al conductor "rebelde"

 

 

A las pocas horas, el conductor "rebelde" recuperó su libertad, pero la situación tomó relevancia tanto en los medios como en las redes sociales. Tal es así que una de las voces que repercutió en Twitter criticando el accionar de la policia fue la del ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro.

"Vamos a iniciar un sumario administrativo al comisario responsable de esto. Si no está capacitado para resolver una situación profesionalmente, no puede seguir siendo parte de la Policía de la Ciudad", criticó el funcionario porteño. Además, afirmó que la respuesta por parte del agente en cuestión "no representa a los otros miles y las otras miles de agentes que ponen cuerpo y alma en la Ciudad".

En esa linea, a partir de los dichos del tiular de la cartera de sefuridad de CABA, el Jefe porteño Horacio Rodriguez Larreta repudió los hechos con el automovilista detenido, y manifestó que el accionar "está mal y no tendría que haber pasado". Acto seguido, pidió disculpas como máxima autoridad de la ciudad de Buenos Aires y afirmó que "la Policía de la Ciudad está para cuidar a los vecinos, defenderlos y asegurar el ejercicio de sus derechos".

Ver comentarios