Este viernes, el fiscal Eduardo Taiano imputó por "supuestas maniobras de estafa" al creador y fundador de Generación ZOE. Se trata del polémico Leonardo Cositorto, un "coach" que presentó este holding con base en la provincia de Córdoba y es sumamente criticado por detractores del proyecto en redes sociales. 

La Justicia solicitó una serie de medidas de prueba a partir de dos denuncias. ¿Cuáles son? Se lo acusa —a Cositorto— de captación de ahorro público no autorizado y manipulación del mercado.

Leonardo Cositorto Generación Zoe
Leonardo Cositorto, el fundador de Generación Zoe.

El requerimiento fue presentado ante el juez federal Ariel Lijo. El mismo incluye referencias a una demanda derivada por el ministerio Público de la Ciudad de Buenos Aires. También a otra que desató primero una investigación por parte de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

La estafa piramidal atrás de Generación Zoe

El expediente sobre Generación Zoe se inició el 12 de noviembre del año pasado a raíz de la denuncia de un particular que solicitó que se investigue una presunta estafa y defraudación económica al fisco por parte de esta organización. Porque “bajo una fachada de un supuesto culto y una falsa universidad ofrece[ría] titulados en criptomonedas y coaching”.

Allí se señaló que el objetivo del holding era “captar a jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad con promesas de obtener amplias riquezas sin tener que trabajar, tan solo invirtiendo 1.000 dólares”.

Leonardo Cositorto Fundador Generación Zoe.
Cositorto sería la cara detrás de una estafa piramidal.

La misma denuncia detallaba como contrapartida de la inversión inicial se prometían “ganancias superiores a los 100.000 pesos mensuales sin hacer nada” y que para quienes no pudieran invertir debían “captar a 5 o 10 víctimas que pongan el dinero solicitado para poder ingresar”.

También se señalaba en la presentación judicial que, a los fines de atraer inversores, “Leonardo Cositorto promete respaldar las operaciones con oro, aseverando ser propietario de una mina ubicada en la provincia de Jujuy”, según surge del requerimiento de instrucción.

Cositorto, la cara de la estafa

Días atrás, se incorporó al expediente una investigación preliminar labrada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos con el objeto de investigar los mismos hechos, a raíz de la denuncia efectuada por Javier Madariaga. Se hizo en representación de la Asociación Civil Decodes (ONG Bitcoin Argentina).

Esa ONG tiene un área de legales que desde hace tiempo que sigue "las acciones e intervenciones públicas de las distintas empresas del grupo ZOE y sus responsables", según fuera oportunamente informado a través de un comunicado.

"Este grupo empresarial realizó un fraude conocido como 'Esquema Ponzi' o estafa piramidal, además de otros posibles".

"Hay elementos suficientes para que la justicia investigue y compruebe si es que a través del coaching coercitivo, la formación educativa y las finanzas, quienes llevan adelante este grupo empresarial realizaron un fraude conocido como 'Esquema Ponzi' o estafa piramidal, además de otros posibles delitos como captación de ahorro no autorizada y manipulación del mercado", apuntaron desde la ONG Bitcoin Argentina.

La denuncia apuntaba a “la posible comisión de los delitos tipificados en los arts. 172, 309 y 310 del Código Penal de la Nación" e imputa "en virtud de la complejidad de los hechos a todo aquel que sea penalmente responsable por los delitos contra la propiedad y contra el orden económico señalados".

Ver comentarios