El reconocido virólogo argentino Pablo Goldschmidt habló sobre el presente que está viviendo el mundo entero con respecto a la pandemia del Covid. Fiel a su estilo, el especialista habló sin vueltas afirmando que no existe el final de la enfermedad.

El experto argentino es conocido a nivel mundial por su trayectoria: practicó en la Facultad de Medicina del centro hospitalario de la Pitié-Salpetrière de París y en la actualidad se encuentra en Mónaco. Hizo un doctorado en farmacología molecular en la Université Pierre et Marie Curie París VI. Además, fue partícipe de misiones humanitarias en Guinea Conakry, Bissau, Pakistán, Ucrania, Camerún, Mali y la frontera de Chad con Nigeria como voluntario de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Está claro que todo llegó de China", dijo el virólogo haciendo referencia al origen del virus.

El virólogo hizo referencia a las vacunas que el mundo está implementando para la prevención del coronavirus en las personas. Pese a miles de médicos que recomiendan la aplicación de las dosis necesarias para el cuidado de la salud, este especialista cree que "no existen las vacunas como tales. Yo no las llamo vacunas, ya que se trata de preparaciones farmacéuticas que actúan como profilaxis del virus y ayudan a ir menos a terapia intensiva".

"Pero no se trata de vacunas que eliminan el virus como pueden ser otras vacunas conocidas de enfermedades históricas", apuntó el profesional de la medicina.  

Por su parte, dijo que el rechazo que tuvo Sputnik V en la Unión Europea o Estados Unidos está relacionada con la falta de información otorgada por Rusia. "Cuando uno no puede reclamar a los fabricantes de una vacuna la revisión de las técnicas de control que están obligados a entregar persisten las dudas. Por lo que tengo entendido en el caso de la Sputnik V no fue entregada esa documentación. No se entiende por qué se saltaron esas medidas legales", explicó Goldschmidt en una entrevista con El Cronista.

"No veo una teoría conspirativa de que el virus haya sido elaborado en laboratorio. No hay pruebas científicas de ello.", dijo el virólogo.

Con respecto a Sputnik V en Argentina, el virólogo dijo que "da la impresión de que la ANMAT estuvo por debajo del poder político. Está claro que deberían hacer un rendimiento legal de lo que recibieron de Rusia, pero eso no aparece".

Cuando le preguntaron si consideraba obligatorio la aplicación de las vacunas, él contestó que no se puede "actuar con una decisión general de obligar a todo el mundo a vacunarse". Él recomendó que cada persona haga una consulta con su médico para verificar el nivel de vulnerabilidad.

 

 

Según Goldschmidt, para los virólogos no es pertinente la aplicación de las vacunas, ya que "no hay eliminación del virus". Sí ayuda a proteger a aquellas personas que tienen más riesgo de muerte, pero todo sigue siendo a prueba y error porque hasta los científicos no tienen respuestas todavía "sino muchas preguntas".

 

 

También, hizo un comentario en cuanto al manejo de los gobiernos a la hora de establecer las medidas en la cuarentena. "En muchos casos los políticos actuaron por temor a los costos políticos y a represalias del poder judicial. Nadie va a juzgar a los gobiernos por haber encerrado a la gente, por los tratamientos de quimioterapia que no se pudieron hacer, por las familias que no pudieron despedir a sus seres queridos, los que murieron en los geriátricos de tristeza o los suicidios por depresión al encierro".

En cuanto al final de la pandemia dijo una frase dura y contundente: "El que diga que habrá fin de esta pandemia lo hace sin ningún tipo de conocimiento". El virólogo considera que el coronavirus no se va a acabar. Desde el punto de vista científico hay ciertos factores que no dan esperanzas a la desaparición del virus.

Ver comentarios