La feria de Alpargatas vuelve a sorprender con sus ridículos precios. El galpón donde solía operar la vieja empresa textil argentina durante la década del 80 continúa buscando vaciar su mercancía estancada de prendas y calzados que, a pesar de aún estar en sus cajas originales, ya son considerados vintage y pueden comprarse a $500 pesos el par de zapatillas.

El evento que comenzó hace ya cuatro años es toda una sensación en la ciudad de La Plata. Los vecinos del barrio Los Hornos ya se familiarizaron con la conmoción que comienza temprano por las mañanas que abre la feria: el último fin de semana, sábado 16 y domingo 17 de julio, volvió a abrir en horario corrido de 9 a 18 horas, los números para ingresar comenzaron a repartirse a las 7 de la mañana y la gente comenzó a hacer cola muchísimo antes.

 

 

 

Hay una buena razón para tanta convocatoria: los precios son totalmente ridículos. Las zapatillas de niños arrancan en $300 pesos y las de adulto en $800, una diferencia abismal con lo que valen en cualquier otro comercio. Para una familia que tiene varios hijos, es una alternativa con la que se pueden ahorrar mucho dinero; algo que considerando el presente económico argentino no se puede dejar pasar.

Desde que la feria se empezó a difundir por redes sociales, una gran cantidad de platenses se acercó al depósito ubicado en calle 64 entre 144 y 145, de Los Hornos. En este lugar se encontraba el último depósito de la empresa Alpargatas en la Provincia de Buenos Aires, que al cerrar sus puertas quedó repleto de artículos que no se habían llegado a comercializar.

 

La feria ofrece calzados, ropa y hasta coleccionables de la época a precios imperdibles.

 

Según Javier Marcianesi, responsable de la convocatoria, algunos de estos productos son usados, aunque la mayoría se encuentran en perfecto estado. "Nosotros vaciamos los depósitos para que los dueños puedan venderlos o alquilarlos. Es un peligro que estén parados con mobiliario o mercadería estancada porque las usurpan, y una vez que pasa eso, no hay vuelta atrás", explica Marcianesi.

Con el objetivo de vaciar su stock, se venden calzados y prendas de vestir, con y sin uso, a precios accesibles para quienes visiten el depósito. Los vendedores mayoristas que compren zapatillas desde los 30 pares pueden conseguirlas a un valor de $300 para niños y $800 para adultos. También se pueden observar promociones de 2x $1500.

 

La feria goza de una convocatoria creciente desde su primera edición.

 

Con cada vez más convocatoria, los organizadores debieron comenzar a repartir números y asignar límite de tiempo para que los visitantes hagan sus compras. Quienes decidan visitar la feria recibirán un número mientras estén en la fila y serán ingresados al hangar en grupos de 10. Luego de un cacheo, recibirán una bolsa para poner sus compras y tendrán 15 minutos en el viejo edificio.

"Lo estamos haciendo hace 4 años ya y obviamente se va achicando el stock cada vez más", agregó Marcianesi, quien aclaró que todavía es imposible saber a ciencia cierta cuántos pares de zapatillas, zapatos y botas quedan en el viejo depósito. El depósito estaba abandonado durante años, pero finalmente su propietario contactó a Javier, que se dedica a realizar ventas de garaje en toda la región.

Las marcas ochentosas que lideran en el depósito son Flecha, Suaventino, Rueda Luna, Panam, Speed, Atomik, Sorpasso, Far West, Pampero y hasta calzados con licencia Disney. Quienes deseen aprovechar los precios irreales de la feria de Alpargatas pueden acercarse a Los Hornos el próximo sábado 13 y domingo 14 de agosto, o estar atentos a más actualizaciones en sus redes sociales (@ap_calzados).

Ver comentarios