La llegada de la variante Ómicron al país provocó un inmediato crecimiento del nivel de casos de Covid en el país, debido a su alto nivel de contagiosidad: en octubre de 2021 ese porcentaje era de 8 puntos porcentuales, ayer fue de 57,6 puntos. Infectólogos prevén que el pico de casos se dará en los próximos 30 días y luego, como todo pico, se producirá una caída abrupta. Destacaron como freno a su impacto en la salud, "la altísima preinmunidad de la población, por convalecencia de la enfermedad y la elevada tasa de inmunización por vacunas".

"Parece que muchos nos vamos a contagiar", indicó el virólogo del Conicet, Mario Lozano. Coincidió Juan Carlos Cisneros, infectólogo y subdirector del Hospital Muñiz, en que "no sé si todos nos vamos a contagiar, pero la gran mayoría de la gente se va a contagiar, sin dudas".

"Una situación tan explosiva en términos de casos diarios va a terminar generando en un tiempo corto, quizás tres semanas más, una saturación, de modo que al virus le va a costar cada vez más encontrar personas susceptibles de ser infectadas", resumió Lozano en declaraciones al portal TN: "Como sucedió en Sudáfrica y está sucediendo en Londres o en algún estado de Estados Unidos, como Minnesota, se va a alcanzar un pico de casos y después van a disminuir", ejemplificó.

En el mismo sentido, Cisneros explicó a ese portal: "Esta evolución tan exponencial va a hacer que esta ola se desarrolle en unos 30 días y luego empiece a decaer".

 

 

Para Humberto Debat, integrante de PAIS (Proyecto Argentino Interinstitucional de genómica de SARS-CoV2), dependiente del Ministerio de Ciencia, en este momento hay una combinación de factores que hace que los casos detectados sean "mucho menores" a los reales. "Tiene que ver con la altísima preinmunidad de la población, por convalecencia de la enfermedad y la elevada tasa de inmunización por vacunas. Esto hace que un porcentaje mucho mayor de las infecciones sean asintomáticas o sintomáticas leves", remarcó.

Al hecho de que no se pueda conocer bien la foto de la totalidad de los infectados diarios, Debat agregó como uno de los motivos: "Los colapsos que vemos en los centros de testeo desalientan a mucha gente. Muchos deciden no testearse", explicó.

Los expertos marcaron la diferencia de las dos olas anteriores que hubo en el país en el marco de la pandemia del coronavirus, los pacientes que requieren actualmente internación en terapia intensiva y las muertes crecen a menor velocidad. Sin embargo, Debat advirtió: "En Córdoba, en la Nochebuena teníamos 49 camas críticas Covid ocupadas en toda la provincia. Ayer se reportaron 520. Si esta misma ola nos hubiera agarrado sin vacunación, estaríamos viendo una carnicería".

Ver comentarios