En el mundo del vino, el precio suele ser sinónimo de calidad. Cuánto más elevado es el costo, se estima que hubo más tiempo de producción y que los ingredientes poseen un mejor cuidado. Sin embargo, con estos dos simples trucos, el dinero ya no será una limitación. ¡Mirá cómo convertir un vino “berreta” en uno carísimo!

 

¿Qué mejor que degustar una rica bebida para celebrar con tus familiares, grupo de amigos o pareja? No obstante, no siempre se tiene la plata o el tiempo disponible para ir en búsqueda de ese vino de primera clase, que sorprenda a todos tus invitados.

 

Vale recordar que, cuando se trata de un vino berreta, este puede ser amargo, ácido y hasta intomable. Si por error elegiste alguno del supermercado que no te apetece el gusto, o mismo, por una cuestión económica, optaste por el más barato, todavía tienen chances de modificar su sabor.

 

En esta ocasión, podrán conocer simples trucos que mejorarán cualquier botella de vino en cuestión de segundos. No hará falta que descartes a la basura su contenido, con dos simples ingredientes cambiarás completamente el sabor y nadie se dará cuenta lo poco que te costó la bebida. ¡Mirá!


 

Los trucos que mejorarán el vino

 

Por un lado, se encuentra uno de los trucos más viejos y conocidos dentro del mundo de los vinos. Propulsado por Dan Marshal, escritor de una serie de libros sobre consejos útiles para la vida, comenzó a ganar popularidad por la forma fácil, rápida y económica de mejorar el sabor de cualquier botella.

 

¿De qué se trata? Solo deberán colocar el vino en una licuadora y dejarlo por 30 segundos. De esta manera, se airea la bebida, al permitir que el oxígeno reaccione con el vino a un tiempo récord. Así, los sabores y matices podrán desarrollarse correctamente hasta parecer un trago de la mejor calidad.

 

Colocar el vino en la licuadora para airearlo.
Colocar el vino en la licuadora para airearlo.

 

También fue avalado por el científico Nathan Myrhvold y Good Morning América, donde escribieron: "Los entusiastas de la decantación de vino a base de licuadora ponen el vino tinto en la licuadora con la idea de que el proceso envejece cinco años en 30 segundos. Algunos dicen que exponer el vino joven a tanto aire puede ablandar rápidamente los taninos".

 

Si este método no alcanza o no se trata de una cuestión de decantación, existe otro truco que pocos conocen, pero que sin duda mejora radicalmente la bebida. Según el sitio web The Sun, solo hace falta mineralizar el vino para equilibrar los sabores.

 

Mejora el vino con un poquito de sal.
Mejora el vino con un poquito de sal.

Es decir, deberá adherir una pizca de sal a la bebida y los gustos que son demasiados fuertes se compensarán. Con este simple ingrediente, ya no tendrás que preocuparte por un vino descompensado y será más fácil que el sabor le agrade a tus invitados.

Ver comentarios