Tras su peculiar forma de hablar, Fernando Cámara, alias “Amigacho”, se volvió un éxito mediático en la televisión nacional. Sin embargo, a pesar de su estrellato, el hombre que comenzó vendiendo estampitas tuvo un giro drástico en su vida y acabó de nuevo en el olvido. ¿Qué es de su presente?

 

En 2010, saltó a la fama tras participar en el programa “Hechos y protagonistas”, de Crónica TV. Allí, la conductora Anabela Ascar descubrió su particular forma de hablar con “CH” y creó el apodo que lo convirtió en el histórico personaje “Amigacho”.

 

Así fue como el hombre que vendía en las estaciones de tren pasó, de un segundo a otro, a ganarse minutos en los canales más vistos de la televisión. Llegó a participar de Showmatch, conducido por Marcelo Tinelli, y hasta protagonizó capítulos de la serie “Los Únicos”, junto a Nicolás Cabré.

 

Alcanzó la fama tras su participación en Crónica TV.
Alcanzó la fama tras su participación en Crónica TV.

 

“A Amigacho lo descubrí en un subte y lo ubiqué en televisión. Vendía estampitas y se hacía el que tenía problemas en las manos y en los brazos. Y decía, ‘grachias, grachias’. No sabía que fingía, hasta que después me contó”, explicó el productor César Notaro. Sin embargo, en otra entrevista, aclaró que ya no mantenían relación: “Se peleó con Anabela, conmigo, hasta me robó un teléfono. Siempre fue un personaje complicado”.

 

Pero como suele sucederle a las personas humildes que las atraviesa de repente el “estrellato”, quedó en el olvido y hasta recibió múltiples denuncias que le impidieron la posibilidad de conseguir nuevos trabajos. Conoce qué es de su vida y por qué volvió a pedir dinero en la calle.

 

 

Denuncias por estafas

 

La fama suele ser efímera y más para estos personajes, que logran su mayor éxito en una sola época televisiva. De a poco, Amigacho dejó de aparecer en programas y comenzó a acumular deudas imposibles de solventar, que lo dejaron en la ruina económica.

 

Amigacho y su corto éxito mediático.
Amigacho y su corto éxito mediático.


Solamente volvió a la esfera pública, tras ser acusado de un insólito hecho delictivo: su propio amigo lo denunció por estafa. “Me acompañó al banco y se hizo pasar por primo ante la cajera. Hizo un apoderamiento indebido y se llevó mi dinero. Me hizo el cuento del tío”, manifestó la víctima.

 

“Mi mamá murió hace poco, no tengo un peso. Soy discapacitado. Lo llamé muchas veces y él nunca me atendió. Me prometió 12.500 pesos que iba a traerme y no vino", agregó, durante una entrevista.

 

El triste final de Amigacho

 

A pesar de su corto, pero rotundo éxito, Fernando Cámara no volvió a ver las luces. Un tiempo después, le afectó la crisis económica y regresó a la calle a cantar a cambio de dinero. Solía hacerlo en la esquina de Santa Fe y Callao, donde muchos lo reconocían.

 

Fernando Cámara volvió a pedir dinero en la calle.
Fernano Cámara volvió a pedir dinero en la calle.

 

No obstante, lo último que se supo de él es que trabaja en una casa de servicio técnico en Zona Sur. "Hago conversiones de videos en VHS a DVD, de casamientos, fiestas. Soy técnico, así que también reparo equipos de audio, televisores", comentó.

Ver comentarios