Por Jimena Golender
paranormal@cronica.com.ar

Luego de una gran especulación por parte de los medios de comunicación y la comunidad científica de todo el mundo, el pasado 7 de junio la Agencia Aeroespacial de los Estados Unidos ( NASA) anunció el hallazgo de moléculas orgánicas en rocas del planeta Marte. Un dato que podría indicar que allí hubo y que incluso en la actualidad hay vida.

De esta forma, la agencia dio un paso fundamental en la investigación gracias al robot explorador Curiosity, una misión que aterrizó en el planeta rojo en 2012.

El director de la división de Exploración del Sistema Solar de la NASA, Paul Mahaffy, calificó el hallazgo como "muy emocionante" para el conocimiento espacial y, sustancialmente, porque es una prueba de vida.

El hallazgo

Las muestras fueron localizadas por el vehículo después de realizar una perforación de 5 cm. en lutolita, unas rocas que se han formado durante miles de millones de años en el fondo de un antiguo lago, actualmente conocido como el cráter Gale, que contenía todos los ingredientes necesarios para la vida.

El mismo tiene unos 150 km. de diámetro y se formó hace aproximadamente 3.600 millones de años a causa del impacto de un asteroide. Algunas de las moléculas halladas son tiofenos, tolueno, benceno y otras pequeñas cadenas de carbono como el propano. Pero eso no es todo, también se encontró otro ingrediente fundamental para la vida: el metano.

Los investigadores descubrieron que este gas pasa por variaciones estacionales en sus niveles, esto se pudo detectar en un lapso de tres años marcianos, unos seis años terrestres. Los patrones muestran cómo el nivel de metano en el cráter, alcanza su máximo durante los meses de verano y muere durante el frío invierno, como si la superficie "respirara".

Si bien es posible que la liberación de metano sea un fenómeno geológico y químico, también podría ser orgánico, según la NASA.

La pregunta del millón

El hallazgo alimenta la esperanza de encontrar señales de vida en el planeta rojo. "Las posibilidades de encontrar signos de vida remota en misiones futuras, si la vida alguna vez estuvo presente en Marte, simplemente aumentaron", dijo el director del proyecto Curiosity, Ashwin Vasavada, en declaraciones a los medios.

Asimismo, Jennifer Eigenbrode, del Centro Espacial Goddard de la NASA, señaló que encontrar moléculas orgánicas en los primeros cinco centímetros de roca puede indicar que se depositaron cuando Marte pudo haber sido habitable, "es un buen augurio para misiones futuras que profundizarán más".

Si bien hay que ser prudente ante este tipo de descubrimientos, los avances contribuyen a la hipótesis de que, efectivamente, existió vida allí.

De hecho, la agencia espacial estadounidense destacó que este tipo de partículas podría haber sido la fuente de alimento de una vida microbiana en Marte. "Sabemos que en la Tierra los microorganismos comen todo tipo de productos orgánicos. Es una fuente de alimento valiosa para ellos", apuntó Eigenbrode.

Por el buen camino

Y aunque la NASA señaló que si bien esta revelación no es evidencia de la vida misma en el planeta rojo, es un avance de suma importancia para determinar dónde, cómo y qué buscar en futuras misiones. "Con estos nuevos hallazgos, Marte nos dice que mantengamos el curso y sigamos buscando evidencia de vida", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA.

"Confío en que nuestras misiones actuales y futuras desbloquearán descubrimientos aún más impresionantes en el planeta rojo." La próxima misión a Marte fue lanzada el pasado 5 de mayo. La sonda InSight será la primera en escanear el interior del planeta. Se espera que aterrice en el planeta rojo en noviembre de este año.

Teorías que avanzan

El reciente hallazgo alimenta la idea de que alguna vez existió vida en el planeta rojo, pero también permite creer que algunas de las teorías sugeridas por distintos científicos a través de los años, podrían ser verdad.

Como la del Dr. John Brandenburg, quien en 2014 explicó que dos antiguas civilizaciones marcianas fueron aniquiladas por otros extraterrestres con armas nucleares. Su investigación se basó en la capa que cubre la superficie marciana y sus componentes radiactivos.

A principios de este año, Barry DiGregorio comentó unas enigmáticas figuras en forma de tubos que fueron halladas en las rocas de Marte por el Curiosity. Las imágenes mostraban extrañas formaciones similares a las huellas fósiles del Ordovício, perteneciente a la Era Paleozoica.

Es decir, fósiles de dinosaurios marcianos. Pero el mayor misterio aún no ha sido revelado, habrá que esperar al siguiente anuncio de la NASA.