Por Marcelo Peralta Martinez
cronica@salud.com.ar

Es importante conocer algunos consejos para organizar el día de tu perro que le harán la vida mucho más saludable y para que, fundamentalmente, ese can sea feliz. Al igual que las personas, los pichichos también necesitan de una rutina marcada por normas y reglas para vivir sanos y tranquilos. Ellos también se estresan y se enferman cuando son sedentarios, no tienen una buena noche de sueño o no se alimentan correctamente. Además, actividades como juegos y paseos son esenciales para mantener el buen humor de tu animalito.

En base a todos los anteriores preceptos apuntados, y gracias a los consejos que brinda el sitio especializado DogHero, una plataforma digital de hospedaje domiciliar para perros, a continuación se enumeran diferentes consejos para organizar el día a día de tus mascotas.

  1. Lo ideal es que el perrito tenga el primer paseo del día por la mañana. Al despertar es recomendable darle unos mimos y salir a pasearlo. Si lográs que sea siempre en el mismo horario, la experiencia será mucho mejor.
  2. Observá cuándo hace sus necesidades. Si él tiene la hora correcta para comer, probablemente será así con las necesidades.
  3. Cuando vuelvan, brindale su ración de comida y acompañalo hasta que empiece a comer. Aquí también lo ideal es que haga las comidas siempre en el mismo horario. Por lo tanto, pensá cómo tenés que hacer para encajar su rutina con la tuya.
  4. Si tu perro no hace sus necesidades en la calle, lo ideal es darle un lugar íntimo en el patio para que él las realice siempre en ese mismo sitio y no sea tan difícil de limpiar. Si vivís en un departamento, podés usar papel de diario o alfombras higiénicas.
  5. Muy importante. Dejalo descansar después de que coma. Ellos también necesitan hacer la digestión.
  6. Nunca olvides pasearlo como mínimo dos veces más, por la tarde y por la noche. Siempre en el mismo horario, cuando puedas, pero a la misma hora. Después de algún tiempo, él sabrá exactamente las horas de pasear y se pondrá feliz cuando suceda.
  7. Más tarde, y después de un buen rato, jugá unos minutos con tu mascota. Puede ser con su chiche preferido o con cualquier otro juguete que le guste entretenerse, aunque a veces les gusta correr y saltar.
  8. Lo ideal a la hora de la cena es repetir la rutina del mediodía. Una vez que se le da de comer, y luego de un buen rato de descanso, se puede jugar con el perrito unos minutos.
  9. Se le debe cambiar el agua al menos dos veces al día. El agua expuesta, además de estar tibia, puede juntar suciedad y bichitos. Cuanto más fresca, mejor le hará.
  10. Lo ideal es que bañés a tu pichicho una vez por semana, o cada 15 días, esto siempre dependiendo su tamaño, ya que no es la misma dificultad hacerlo con chihuahua que con un ovejero alemán.