El implante coclear es el primer sustituto de un órgano sensorial muy importante: el oído, y en los últimos 30 años esta solución pro- gresó de una manera considerable, y hoy en día los usuarios afirman que pueden escuchar sonidos que pensaron que nunca más podrían recuperar.

Pero surge una pregunta muy im- portante a tener en cuenta: ¿quié- nes pueden ser usuarios de im- plantes cocleares? “Tanto niños como adultos que tengan pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda pueden ser candidatos a un sistema de implante coclear”, planteó el doctor Santiago Alberto Arauz, otólogo del Instituto Otorrinolaringológico Arauz.

En la actualidad, el implante coclear consta de dos partes: un pro- cesador de audio externo, situado detrás de la oreja, y un implante interno, el cual se coloca debajo de la piel mediante una cirugía.

“El procesador de audio externo está sujeto por medio de un imán a la parte interna, capta y procesa los sonidos, transmitiéndolos al implante. De esta manera, envía la información sonora en forma de pulsos y los electrodos que están dentro de la cóclea estimulan di- rectamente el nervio auditivo; este llevará la información al cerebro, donde será percibida como sonido”, explicó el especialista.

Además de mejorar la comuni- cación y la independencia de las personas, este dispositivo facilita la fluidez en las relaciones socia- les, educacionales y profesionales. Gracias a este sistema, los usua- rios pueden entender el habla en diferentes tipos de entornos de escucha, disfrutar de la música y escuchar una amplia variedad de sonidos, como los de la naturaleza.

A la hora de saber qué es un implante coclear, hay que decir que es “un producto sanitario implan- table activo de alta tecnología, que consiste en un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Estas señales son procesadas mediante las diferen- tes partes que forman el implante coclear, algunas de las cuales se colocan en el interior del cráneo y otras en el exterior. Ayuda a las personas a escuchar y puede ser utilizado para personas sordas o que tengan muchas dificultades auditivas. No es lo mismo que un audífono, pues es implantado qui- rúrgicamente y funciona de mane- ra diferente”.

Cabe destacar que la primera ver- sión de un implante coclear se realizó en Francia en 1957 por los doctores André Djourno y Charles Eyrès, quienes insertaron un hilo de cobre dentro del oído interno de un paciente, logrando que fuera capaz de percibir el ritmo del len- guaje. La implantación se realizó el 25 de febrero de ese año, razón por la cual se conmemora el Día Internacional del Implante Coclear.

Varios años después (exactamente en 1977), en la ciudad austríaca de Viena, ocurrió algo que definió el inicio de la estructura y el fun- cionamiento del implante coclear tal como lo conocemos hoy: la doctora en Ingeniería Eléctrica In- geborg Hochmair, junto con su es- poso, el profesor Erwin Hochmair, iniciaron el desarrollo del primer implante coclear multicanal del mundo.

Este implante incorporaba un electrodo largo y flexible que permitía, por primera vez, estimular el nervio auditivo con señales eléctricas en gran parte de la cóclea. Hoy por hoy, la ciencia ha avanza- do a pasos agigantados en su lucha por mejorar la calidad de vida de una persona, y en el caso del sen- tido de la audición, con la llegada del implante coclear hay buenas posibilidades de que el oído no se pierda, y se pueda seguir disfrutan- do de los sonidos de la vida.

Ver más productos

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Ver más productos