Ocurrió en el Hospital Lucio Meléndez.

Una mujer de 34 años entró embarazada de gemelas al Hospital Lucio Meléndez, situado en la localidad bonerense de Adrogué, y tras el parto le entregaron un solo bebé. "Tenemos todas las pruebas de que eran dos, no me dieron ninguna explicación. Sólo se rieron en mi cara", dijo el flamante padre a Crónica

Eduardo, de 35 años, denunció en una Comisaría de Adrogué que su pareja ingresó embarazada de gemelos al quirófano del hospital de Almirante Brown y, cuando salió, le dijeron que era "un solo bebé". "Encontré a mi mujer desmayada y me dieron una sola nena. Cuando pregunté qué había pasado, se rieron en mi cara y me faltaron el respeto", dijo el hombre.

Además, aseguró que, antes de parir, profesionales del establecimiento realizaron los estudios correspondientes y dejaron constancia que la mujer estaba a la espera de gemelos. Detalló que los médicos le dijeron a su pareja: "Quedate tranquila, te vas a quedar internada porque tus bebés ya son grandes".

Constancia del hospital.

En tanto, Crónica se comunicó con el sector de maternidad del Hospital Lucio Meléndez, dónde manifestaron "no poder dar ese tipo de información". 

El denunciante contó que realizó estudios en varios establecimientos y sólo en uno hubo una duda sobre si la mujer estaba esperando o no gemelos. Ante la incertidumbre, visitaron un consultorio privado donde realizaron una filmación en la que una médica muestra ambos corazones. 


 

"Como los hospitales de acá siempre están de paro, hice tres ecografías aparte. Estaba todo perfecto. Hubo una duda en un hospital de Guernica y fuimos a consultar a una clínica privada. Allí, filmamos para constatar que había dos corazones", dijo Eduardo.

Realizaron varias ecografias. 


"En una salita situada en Glew, la cual pertenece también al Hospital Meléndez, realizaron los controles y nos dijeron que ambos bebés estaban bien", sostuvo el hombre. 

Al concluir, Eduardo recordó el momento en el que le dijeron que sólo había un bebé: "Mi señora les entregó dos conjuntos de ropita y entró al quirófano. Me dijeron que yo no podía entrar. Luego, me dieron una sola nena y un solo conjunto". 

Festejaron el futuro nacimiento con dos tortas, una para cada gemela.

El padre también añadió que "cuando me encontré con mi mujer, estaba totalmente desmayada. Cuando le dije que había un solo bebé, le agarró un ataque. No me dieron ninguna explicación, me faltaron el respeto, se me rieron en la cara". 

Antes del nacimiento de Nailea AdelineNayeli Ainara, los padres y la familia celebraron con una gran fiesta que incluyó dos pasteles, fotos de las ecografías de ambas niñas y hasta una torta de pañales. 

Esperaban a las gemelas con muchas "ansías y amor".
Esperaban a Nailea Adeline y a Nayeli Ainara.