Lo apuñalaron en el pecho en la calle Corazón.

Un vecino del barrio Enrique Delfino de la ciudad bonaerense de Pacheco fue asesinado a puñaladas por una patota frente a su hijo de dos años. Un familiar de la víctima contó a Crónica que escuchó los gritos desde su casa y vio cómo lo atacaron a palazos y cuchillazos. "Murió camino al hospital, la ambulancia tardó mucho. Nadie respondía el 911", relató el pariente.

Sergio Sosa, de 33 años, estaba caminando con su hijo de 2 por la calle Corazón, cuando un grupo de 4 o 5 violentos comenzaron a insultarlo, se acercaron y lo atacaron con palos y cuchillos. "Dos lo apuñalaron y uno de los puntazos le llegó al corazón. Otro, lo golpeaba con un palo", relató el pariente. 

El familiar vio cuando lo atacaban y cuando pudo acercarse, la víctima estaba tendida en el piso gravemente herida. Los agresores lograron escapar. Testigos intentaron socorrer a la víctima, llamaron al 911 y denunciaron que nadie les respondía. Además, agregaron que la ambulancia "tardó mucho"

Descartaron que el ataque se haya generado con fines de robo ya que a la víctima no le faltaba ninguna de sus pertenencias.