Beethoven, un perro de 10 años raza jersey, paseaba por la terraza de su casa cuando se resbaló y cayó desde el segundo piso de la vivienda, situada en la localidad de Villa Bosch, partido bonaerense de Tres de Febrero. Como consecuencia del impacto, el animal perdió la movilidad de sus cuatro patas. Para saber si tiene esperanzas de volver a caminar, la familia debe realizarle determinados estudios y, como no cuentan con el dinero suficiente para pagarlos, piden ayuda.

La familia de Beethoven, amante de los animales, vive junto a él, con otros tres perros y con seis gatos en Manuela Pedraza al 1100. Las mascotas suelen tener la libertad de salir a la terraza cuando tienen ganas, ya que ahí es dónde hacen sus necesidades los caninos. Por esa razón, el último lunes lluvioso Beethoven salió a la terraza, donde el piso del lugar estaba completamente mojado.

"Un vecino encontró a Beethoven inmóvil en el piso. No llegó a ladrar, no escuchamos el impacto contra el piso. Creemos que se resbaló. Hace diez años vivimos con él y nunca tuvimos un accidente", manifestó la dueña del perro, Veronica, de 49 años, en diálogo con Crónica.

De inmediato, la familia del can lo llevó a la veterinaria, donde determinaron que sufrió la fractura de dos de sus costillas y que tiene su hígado desplazado. Además, los profesionales indicaron que debían darle suero y antibióticos.

Desde el día del accidente, Beethoven no puede mover ninguna de sus patitas. Los afectados consultaron a otro profesional, quien diagnosticó que el perro está cuadripléjico y no tiene reflejos. Cuando la familia cuestionó si podría volver a caminar, le expresaron que primero deben realizarse una resonancia que costará al menos 15 mil pesos.

"Somos una familia muy humilde, no tenemos dinero para costear los estudios. Con suerte y mucho esfuerzo, logramos recolectar una parte del dinero que necesitamos para pagar las consultas, la internación, el suero y los antibióticos", expresaron.

Para colaborar, pueden comunicarse con la dueña de Beethoven al 1138569503

El perrito se fracturó dos costillas.
Quedó inmóvil.
Su familia no puede costear los estudios. 

La evolución de Beethoven

El perrito de 10 años demostró ser fuerte y sobrevivió a la impactante caída. Pese a que no puede mover sus extremidades, logró agitar su cabeza y ya come algunos alimentos. 

"Comió miel, dulce de leche y hasta carne picada. Además, logramos que tome un poquito de agua. Por suerte, no vomitó nada de lo que consumió", dijo Milagros, 19 años, otra de las dueñas de Beethoven. La joven compartió los videos en los que se ve el avance de "Betito", como lo llama ella.